En vagones del Metro ahora se bebe alcohol

En vagones del Metro ahora se bebe alcohol

“Por lo visto en algunos vagones del Metro, especialmente en la línea 4, el relajo veraniego se está instalando con suma facilidad y hay quienes destapan cervezas y beben alcohol durante todo el trayecto, a vista y paciencia de los otros pasajeros.

No es necesario que una autoridad me lo ratifique o lo desmienta, ya que soy usuario asiduo de este servicio de transporte público. Y esta situación la he observado con mis propios ojos a lo menos 4 veces en menos de un mes, en distintos vagones y con protagonistas diferentes.

¿Es que el calor flexibilizó la norma sobre no beber alcohol en lugares públicos?, ¿será una respuesta a que el ferrocarril metropolitano lamentablemente no siempre ofrece ventilación adecuada en sus vagones y el aire acondicionado está reservado solo para la Línea 1 hasta donde he podido observar (a riesgo de equivocarme)?

¿O será que los vagones del Metro hoy se pueden utilizar como si se tratara del living o el patio de nuestra casa?

Porque, hay que decirlo, las autoridades del Metro también hacen la vista gorda cuando vendedores, cantantes y grupos musicales ambulantes suben y bajan de los vagones con una facilidad asombrosa. A veces sorprende una buena voz o acordes armónicos, pero la mayor parte de las veces se trata más bien de ruido o de un tormento para los resignados usuarios.

Al parecer, la iniciativa de regular la actividad ambulante no fue más que una buena idea de marketing, a través del concurso que organizó Metro de Santiago a mediados del año pasado denominado “Música a un Metro”, con el objetivo de “entregar licencias a cantantes y músicos para que toquen de forma itinerante y coordinada en distintas estaciones de la red”.

En vagones del Metro ahora se bebe alcohol

Resulta curioso que el Metro optara por instalar grandes afiches al interior de sus estaciones que rezan: “El Metro que queremos depende de todos. No compres a vendedores ambulantes ni dones dinero a músicos al interior de los trenes”, mientras en mis oídos no para de sonar un rap sin mucho sentido a partir de palabras u objetos que buscan una forzada rima y ruego que nadie me llame por teléfono en ese instante.

Antes los cantantes o grupos musicales le bajaban el volumen a su actuación cuando pasaban por estaciones. Sin embargo, ahora ni siquiera temen que los escuchen las autoridades o funcionarios de las mismas. Es otro síntoma del “relajo”.

¿Será que el problema de desempleo es mayor de lo que indican las cifras oficiales? No lo sé. Pero muchas veces los improvisados artistas utilizan ese argumento para poder “ganarme la vida honradamente”.

Pero lo que más decepción me ha provocado últimamente es que ciertos ciudadanos se aprovisionan de varias latas de cerveza para beberlas mientras viajan en el Metro con total naturalidad.

Confundido ante este panorama, cierto día le pregunté a una ayudante de estación si acaso había cambiado la norma. ¿Ahora se puede beber alcohol en el Metro? “Claro que no”, me respondió. Pero nada hizo cuando las personas pasaron por su lado con sendas latas de cerveza en sus manos.

El Artículo 25 de la Ley de Alcoholes de nuestro país es categórico en cuanto a que “se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas en calles, caminos, plazas, paseos y demás lugares de uso público. La contravención a esta prohibición será sancionada con alguna de las siguientes medidas: 1º Multa de hasta una unidad tributaria mensual; 2º Amonestación, cuando aparecieren antecedentes favorables para el infractor”.

Quizá se piensa que hay un “vacío legal”, porque no se habla explícitamente del interior de un vagón…

El Metro tiene muchas cosas buenas. Es un medio limpio y sustentable. Pero al parecer se le está empezando a perder el respeto. Una cerveza fría puede ser muy refrescante en días extremadamente calurosos, pero eso no justifica beber alcohol en lugares públicos. Tampoco se entiende que autoridades o el resto de los pasajeros miren para el lado como si fuese la cosa más natural del mundo.

Comerciantes ambulantes, cantantes de dudosa calidad, gente bebiendo alcohol en los vagones. Obliga a preguntarse con angustia: ¿Qué le está pasando a nuestro Metro?”

 

Columna de opinión: Por Ignacio Cortés. 

Puedes ver

Entra en vigor Convenio de Minamata contra el mercurio

Entra en vigor Convenio de Minamata contra el mercurio

El Convenio de Minamata sobre el mercurio, que entró en vigor hoy 16 de agosto, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *