US$ 914 millones se requieren para un Chile más resiliente ante desastres

US$ 914 millones se requieren para un Chile más resiliente ante desastres

Los desastres naturales en Chile, además de irreparables pérdidas de vidas, le han costado en promedio al país, cada año entre 1980 y 2011, pérdidas cercanas al 1,2% de su PIB. Implementar una estrategia de I+D+i para que el país sea más resiliente ante tales eventos costaría alrededor de US$ 914 millones en veinte años.

Así se lee en el informe “Hacia un Chile Resiliente frente a Desastres: Una Oportunidad”, desarrollado por la Comisión para el Desarrollo de una Estrategia Nacional de I+D+i para la Resiliencia frente a Desastres de Origen Natural (CREDEN), que funcionó al alero del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (CNID) por encargo presidencial.

El documento destaca que “la posibilidad de sufrir con frecuencia importantes daños y pérdidas tanto en términos de vidas humanas, como económica financieras, es uno de los mayores desafíos que enfrenta el país”.

Además de riesgos como terremotos, tsunamis, volcanes activos, fenómenos de El Niño y La Niña, incendios forestales, se deben sumar los del fenómeno global de cambio climático.

Según la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Chile cumple con siete de las nueve características que definen a un país vulnerable, “por sus zonas costeras bajas, zonas áridas, su cobertura forestal, la exposición a la sequía y la desertificación, la alta contaminación atmosférica urbana, entre otras”.

El documento también apunta la “debilidad institucional” para la reducción de riesgos.

La propuesta es articular una estrategia que contribuya “al desarrollo de un Chile más resiliente frente a desastres de origen natural, mediante la consolidación y el desarrollo de nuevas capacidades de investigación y de desarrollo e innovación (I+D+i), que hagan viable una respuesta más eficiente (…)”.

También apunta a “generar el conocimiento y la evidencia científica requerida que permita reducir en la sociedad, los impactos psicosociales, económicos y ambientales que derivan de los desastres y, a la vez, aportar valor al mundo aprovechando esta singularidad como una ventaja innovadora sostenible del país, que se transforma en una oportunidad de mayor equidad y desarrollo”.

Condiciones habilitantes

Según el informe de la comisión, se debe avanzar en varias condiciones habilitantes para llevar a cabo la Estrategia de I+D+i para la Resiliencia frente a Desastres de Origen Natural en el país.

Estas se refieren a contar con una institucionalidad del conocimiento y la innovación, que exista una integración de datos e información, desarrollo de capital humano avanzado en resiliencia, desarrollo de infraestructura para el descubrimiento científico y la innovación en resiliencia, disponer de un activo programa de divulgación  y diseminación científica.

A estas cinco condiciones habilitantes, se suman catorce tareas específicas de la Estrategia agrupadas en cuatro dimensiones, que para efectos de esta nota solo se mencionarán, sin entrar en el detalle que puede leerse en el documento que se adjunta al final de la nota.

I.- Dimensión social de la resiliencia

Tarea 1: Resiliencia Social frente a Desastres de Origen Natural.

Tarea 2: Resiliencia de Líneas Vitales e Infraestructura Crítica.

Tarea 3: Proyectos Demostrativos de Resiliencia Regional y Comunitaria.

II.- Dimensión de proyección para el desarrollo

Tarea 4: Bienes Públicos y Políticas de Activación de la Demanda por Innovación en Resiliencia frente a Desastres.

Tarea 5: Próxima Generación de Tecnologías, Materiales Sustentables, Componentes y Sistemas.

Tarea 6: Nuevas Aplicaciones de las Tecnologías de Información, Control y Comunicaciones, y otras Tecnologías Habilitantes.

III.- Dimensión de simulación y gestión del riesgo

Tarea 7: Escenarios de Desastres Naturales.

Tarea 8: Simulación de Pérdidas y Evaluación del Riesgo y la Resiliencia frente a Desastres.

Tarea 9: Evaluación y Mejoramiento de la Resiliencia del Entorno Construido.

IV.- Dimensión física de las amenazas naturales y exposición

Tarea 10: Física de los Procesos de Amenazas Naturales.

Tarea 11: Sistema Nacional de Monitoreo y Reporte de Amenazas Naturales.

Tarea 12: Modelos Nacionales de Amenazas Naturales.

Tarea 13: Sistemas de Alerta Temprana.

Tarea 14: Modelos Operacionales Predictivos de Respuesta frente a Desastres.

Financiamiento requerido

Sobre el financiamiento necesario, las condiciones habilitantes se calcularon en alrededor de US$ 314 millones en 20 años, los cuales se distribuirían US$ 37,1 millones anuales en los primeros tres años y esta cifra se reduciría a US$ 11,9 millones en lo sucesivo.

Para concretar las tareas, en tanto, se estimaron en unos US$ 600 millones en 20 años, con una inversión de US$ 44,7 millones anuales en los primeros tres años y US$ 27,4 millones en los siguientes.

 

Descargue el informe aquí: Informe Estrategia Chile resiliente 2016

 

Puedes ver

Lanzan proyecto para enfrentar el cambio climático en la pequeña agricultura

Lanzan proyecto para enfrentar el cambio climático en la pequeña agricultura

Apoyar a los usuarios de Indap en el uso y manejo del agua en sus ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *