¿Una sociedad más violenta?

¿Una sociedad más violenta?

 

Por: Sergio Millaleo.

Años atrás los chilenos estábamos acostumbrados a ver ajustes de pandillas en las películas de acción. Simplemente resultaba difícil imaginarse saliendo de un supermercado o caminando por una céntrica calle en medio de un tiroteo. Pero dichas situaciones parecen estar más cerca de lo que creemos en la vida real… y no necesariamente en Santiago.

En Viña del Mar se vivieron disparos a plena luz del día dejando a habitantes y turistas con gran preocupación. Un ajuste de cuentas, también diurno y con resultado de muerte, causó terror en quienes transitaban por el centro de Valparaíso. ¿Es cierto que hoy existe más delincuencia que antes o es solo una sensación ciudadana? ¿Se han incrementado los grados de violencia social? ¿Qué deben hacer las autoridades para defender la calidad de vida de las personas?

Virginia Reginato, alcaldesa de Viña del Mar, es enfática en manifestar que la seguridad es un tema que les compete a los organismos pertinentes, como son las policías y el Ministerio del Interior. “Ellos han adoptado medidas extraordinarias para mantener en el tiempo, respecto a la situación tan delicada que hemos vivido en el último mes. Por eso es esperanzador que el Gobierno haya escuchado la solicitud de muchas autoridades locales, entre ellas yo, como alcaldesa de Viña del Mar”, señaló.

Según la autoridad comunal, en el último tiempo se creó la Mesa Técnica Comunal de Seguridad que integran las Cámaras de Comercio y Turismo, Carabineros, PDI, Fiscalía de Viña del Mar, Seremi de Salud, Servicio de Impuestos Internos, Servicio General de Aduanas, Departamento de Seguridad Ciudadana y directores municipales, entre otros, iniciativa desde la cual se han gestionado varios proyectos de mejoramiento de iluminación en distintos sectores de la ciudad.

A pesar de los acontecimientos negativos que han opacado el bienestar de los habitantes de la ciudad jardín, la alcaldesa le baja el perfil a los hechos ocurridos e indica que “Viña es una ciudad segura durante todo el año. Así lo demuestran diversos estudios de opinión pública y así también lo viven los residentes viñamarinos, quienes disfrutan una ciudad caminable, con espacios públicos para el deporte y la recreación que se usan intensamente durante todo el día”.

La importancia de no ceder espacios

Luis Gajardo, sociólogo de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central, analiza los últimos hechos de violencia señalando que “la ciudadanía no debe cambiar sus rutinas diarias y entregar el espacio público a la delincuencia. Es fundamental que todas las organizaciones sociales desarrollen actividades que fomenten el sentido de pertenencia, la confianza, la solidaridad, la cooperación y reciprocidad entre los ciudadanos. El objetivo es que las personas sientan en todo momento que no están solas, que frente a cualquier situación que se presente recibirán la protección y ayuda que necesiten”.

Además, el profesional indica varias medidas que la autoridad podría realizar en lo que respecta a seguridad ciudadana:

-Elaborar protocolos que indiquen a la población lo que se debe hacer cuando ocurran situaciones como balaceras callejeras.

-Asegurarse de que la policía cuente con personal bien entrenado que en todo momento actuará de acuerdo a protocolos cuyo objetivo será siempre garantizar la protección de la población.

-Las autoridades superiores de la policía deben dirigirse a la ciudadanía con mensajes oficiales que refuercen el sentido de confianza y seguridad.

-Los delincuentes que cometen delitos deben ser sancionados con penas proporcionales a los daños causados. De otro modo se pierde la confianza en la justicia y el ciudadano en esos casos entiende que debe tomar la defensa y la justicia por sus propias manos.

-Relevar a Carabineros de tareas administrativas y aumentar la presencia de efectivos policiales en los espacios públicos.

-Elaborar una campaña que permita recobrar la confianza en Carabineros advirtiendo que los funcionarios que cometieron delitos, sin importar su rango, recibirán el castigo de la ley por haber traicionado sus ideales.

Se rompen los códigos

De acuerdo al informe “Consecuencias psicosociales del aumento de la violencia y la inseguridad”, desarrollado por la Universidad de Belgrano (Buenos Aires), un factor central a considerar es el creciente aumento de la “marginalidad”, fenómeno que se diferencia cualitativamente de la “pobreza” en cuanto implica para quienes lo sufren una desconexión vincular casi absoluta de la sociedad con la que conviven. Es decir, se trata de personas que no reciben “nada” de la sociedad y, por lo tanto, no estructuran ninguna red de contactos sociales que les permita elaborar sus relaciones con otros sobre la base de lo que son habitualmente los valores que sostienen la convivencia social. Dicho en otras palabras, para muchos de ellos “matar” o “no matar” puede ser una cuestión “accidental” y no necesariamente relacionada con el valor de la vida humana. Como consecuencia, el grado de irracionalidad en las agresiones genera lo que se ha llamado la “ruptura de los códigos” habituales de los delincuentes (no matar si no es estrictamente “necesario”, evitar enfrentamientos, etc.).

El informe añade que esa falta de evaluación del “costo-beneficio” por parte de quienes delinquen, abre una interrogante referida al peso real que tendrían mayores condenas para los delitos comunes. Es cierto que un factor sustancial que parece ser evaluado por los delincuentes es la impunidad. Es decir, la percepción de que se puede hacer casi cualquier cosa sin que ello implique costo alguno. En ese contexto, se puede comprender mejor la “lógica” de los asesinatos innecesarios, apoyada en la creencia de que no importa lo que se haga, nunca habrá juicio ni castigo por ello.

Puedes ver

Energías limpias: el desafío del nuevo gobierno

Energías limpias: el desafío del nuevo gobierno

Las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) están teniendo gran auge en el país, el que ...

2 Comentario

  1. Excelente nota, muy interesante para quienes como yo deseamos vivir tranquilos, felicitaciones al periodista!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *