Transformando los desechos en oportunidades

Transformando los desechos en oportunidades

Henkel se asoció con The Plastic Bank, una empresa social que tiene como objetivo detener el plástico oceánico y brindar oportunidades a personas en situación de pobreza. Actualmente se están construyendo nuevos centros de recolección de plástico en Haití, donde las comunidades tendrán la oportunidad de ganar dinero o servicios mediante la eliminación de residuos de plástico del medio ambiente local, antes de su ingreso a vías fluviales u océanos.

Henkel es la primera gran empresa global de bienes de consumo que se mueve rápidamente para asociarse con The Plastic Bank, y está investigando alternativas para incorporar el plástico recogido en sus envases de productos en lo sucesivo.

The Plastic Bank fue fundada por David Katz en marzo de 2013, con el objetivo de reunir a mil millones de personas para monetizar residuos y mejorar la vida de las personas en países que carecen de infraestructura de gestión de residuos.

“Estamos convencidos de que nuestro foco en la sustentabilidad es más importante que nunca”, dice Kathrin Menges, vicepresidente ejecutiva de Recursos Humanos en Henkel y Presidenta del Consejo de Sustentabilidad de Henkel. “Estamos entusiasmados de asociarnos con The Plastic Bank para evitar que los desechos plásticos ingresen al océano en Haití y mejorar las vidas de las personas que viven en situación de pobreza. Al activar las marcas líderes en esta cooperación, nuestro objetivo es aumentar aún más la conciencia del consumidor sobre el desperdicio de plástico y demostrar nuestro compromiso con el cuidado del medio ambiente y el progreso social”.

Gestión de residuos

La asociación con The Plastic Bank está impulsada por Schwarzkopf, la marca de belleza emblemática de Henkel, así como por la marca Laundry & Home Care. Inicialmente se centrará en Haití, donde la falta de infraestructura de gestión de residuos hace que exista un potencial significativo de impacto positivo. Las comunidades locales en la isla recibirán dinero, bienes o servicios a cambio de recolectar desechos de plástico.

El plástico que se recoge se clasifica y procesa, y luego se integra en cadenas de valor de reciclaje como Social Plastic®: Material que ha sido verificado por The Plastic Bank para indicar que los recolectores recibieron un precio superior al del mercado por los residuos de plástico. “Colaborar con un líder mundial en sustentabilidad nos permitirá llegar a incluso más personas con nuestra solución y tener un impacto aún mayor en el medio ambiente. Juntos podemos detener el plástico oceánico convirtiendo los residuos en moneda y crear un sendero de oportunidades para las personas que viven en la pobreza”, dice David Katz, fundador y CEO de The Plastic Bank.

 

 

Puedes ver

Preocupa crecimiento explosivo de residuos electrónicos

Preocupa crecimiento explosivo de residuos electrónicos

¿Qué le pasa a un computador o un refrigerador cuando dejan de funcionar? ¿Adónde van ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *