Suben impuestos verdes para vehículos más contaminantes

Suben impuestos verdes para vehículos más contaminantes

A contar del 31 de diciembre los impuestos verdes, que gravan en Chile a los vehículos más contaminantes, subirán un 50% con el fin de incentivar el ingreso de automóviles con menores tasas de emisión de Óxidos de Nitrógeno (NOx), que son gases tóxicos, irritantes y precursores de la formación de material particulado fino 2,5 y ozono, dañinos para la salud de las personas. Esta alza corresponde a la segunda etapa de este cobro, que fue incorporado en diciembre de 2014.

“Tenemos grandes desafíos cambio climático y la contaminación atmosférica debemos tener un parque mucho más eficiente y menos contaminante. Estos impuestos, pioneros en Latinoamérica son claves lograr este objetivo. Este salto del 2016 permite escalar el cobro por contaminación por NOx en un 50%, llegando finalmente a su valor final de 100% en el 2017”, señaló el ministro (s) de Medio Ambiente, Marcelo Mena.

El impuesto es altamente progresivo, ya que afecta en mayor medida a los automóviles más caros, a los que tienen menor rendimiento, los ineficientes y los que producen mayores emisiones de NOx. Por ejemplo, el impuesto actualmente grava en mayor medida a vehículos diésel nuevos, debido a que generan mayores emisiones de NOx que los que emplean gasolina. Pero, de acuerdo a Mena, en la medida que los nuevos automóviles diésel incorporen tecnologías de reducción de NOX (como los incorporados en la Normas Euro 6), los impuestos serán equivalentes.

En términos simples, si un auto 4×4 diésel pagaba $500.000 de impuesto en 2015, el próximo año tendrá que cancelar $700.000 y $900.000 en el 2017. Un auto gasolinero pasa de pagar $70.000 a $80.000, es decir un 15% más, mientras que el dueño de un auto híbrido que paga $25.000 tendrá que desembolsar $27.000 pesos.

Este impuesto no aplica a vehículos de trabajo, estando exentos de pagarlo los vehículos motorizados destinados al transporte de pasajeros y que tengan una capacidad de más de 10 asientos, incluido el del conductor, así como camiones, camionetas y furgones de más de 2.000 kilos de capacidad de carga útil y furgones cerrados de menor capacidad.

Las fuentes móviles son parte de los sectores que más contaminan a nivel nacional y el segundo que más aporta a la generación de gases de efecto invernadero. Estas, además, representan alrededor del 30% de las emisiones a nivel nacional y el 90% en la Región Metropolitana de óxido de nitrógeno (NOx). Se trata de gases considerados tóxicos, irritantes y precursores de la formación de MP2,5 y ozono, perjudiciales para la salud de las personas.

 

 

Puedes ver

Caso papel tissue: Corte de Apelaciones rechaza recurso que entorpecía devolución

Caso papel tissue: Corte de Apelaciones rechaza recurso que entorpecía devolución

La tercera sala de la Corte de Apelaciones de Santiago rechazó por unanimidad el recurso ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *