Sector forestal busca equilibrio entre gestión ambiental, social y económica

Sector forestal busca equilibrio entre gestión ambiental, social y económica

El presidente de CORMA sede Biobío, Jorge Serón, plantea que actualmente la actividad forestal vive una nueva etapa donde “es imprescindible alcanzar el equilibrio entre la gestión ambiental, social y económica”. En su análisis pone de relieve los desafíos de sostenibilidad que debe enfrentar este rubro tanto en la VIII Región como en el resto del país, destacando que el sector debe contar con una “licencia social y ambiental”.

A continuación, la columna de opinión del dirigente gremial:

“Por cerca de 30 años nuestro foco estuvo destinado a crecer como sector productivo, a situarnos en los mercados internacionales más importantes y destacar como un competidor de clase mundial. Nos enfocamos en fortalecer capacidades técnicas y en generar empleo y, en ese sentido avanzamos sólidamente hasta alcanzar una participación del 2,7% en el PIB, con un 8% de aporte a las exportaciones totales. Es decir, somos un actor relevante en el mercado mundial.

Sin embargo, nos hemos dado cuenta que ese foco no es suficiente y que, para velar por la sostenibilidad del sector forestal, es imprescindible alcanzar el equilibrio entre la gestión ambiental, social y económica. Frente a una sociedad cada vez más consciente de los impactos que tiene una actividad económica, más allá de la cantidad de divisas y empleos que genera, es necesario tener una “licencia social y ambiental” que permita el normal desarrollo de la actividad económica.

El sector forestal chileno ha asumido con mucha responsabilidad este nuevo desafío de asegurar la sostenibilidad de sus operaciones, las cuales, por esencia, siempre miran el largo plazo.

En el tema ambiental, estamos comprometidos con el manejo forestal sustentable, avanzando día a día en mantener operaciones bajo los más altos estándares de calidad y cuidado del medio ambiente. Promoviendo la conservación de áreas de alto valor ambiental, la investigación aplicada y el cuidado de las zonas de protección de cursos de agua.

Este año también iniciamos un fuerte trabajo con nuestros vecinos para ayudarlos a solucionar temas que a la comunidad causan gran dolor, como son la falta de agua, los riesgos de incendios forestales y el estado de la red de caminos rurales. Nuestra meta es construir un mejor país para nuestros hijos y nietos y para ello, el rol que juegan nuestras comunidades con el desarrollo de esta actividad productiva es fundamental.

En el tema del agua, estamos apoyando a los vecinos de distintas comunas para hacer un uso eficiente del recurso hídrico a través de buenas prácticas. Implementamos un programa de capacitación de monitores en cosecha de lluvias y conservación de agua y suelo, firmamos convenios con las Asociaciones de Municipios de la Región del Biobío para la conservación de caminos secundarios e implementamos un plan de trabajo para disminuir el riesgo de propagación de incendios forestales en la zona de interfaz urbano rural. Líneas de trabajo que se están estructurando para perdurar.

Con este trabajo podemos decir con orgullo que ambos actores hemos crecido. Las comunidades están comenzando a cambiar su percepción respecto al sector forestal y principalmente de las empresas forestales que lo constituyen, entendiendo que su influencia va mucho más allá del límite del recinto o predio en el cual trabajan.

Estamos logrado mejorar la comunicación, crear cercanía, crear valor y, lo más importante, entendiendo y siendo parte de las motivaciones de la comunidad. Creemos que es la forma correcta de trabajar”.

Puedes ver

Transformando los desechos en oportunidades

Transformando los desechos en oportunidades

Henkel se asoció con The Plastic Bank, una empresa social que tiene como objetivo detener ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *