Región Metropolitana no se queda fuera de la energía solar

Región Metropolitana no se queda fuera de la energía solar

 

Por: Sergio Millaleo.

Hace 20 años atrás hablar de plantas solares en Chile era desconocido. Hoy en día es un tema relevante que las empresas e inclusive los hogares lo ven con buenos ojos por el bajo costo que genera. Sin ir más lejos, más del 60% de la generación de energía solar de toda Latinoamérica se produce en Chile.

La primera planta solar fotovoltaica a gran escala empezó a funcionar en 2016 en el desierto de Atacama. Se trata de Finis Terrae y se encuentra ubicada en la comuna de María Elena, Región de Antofagasta. Tiene una capacidad instalada de 160MW y puede generar más de 400 GWh al año, equivalentes a las necesidades de consumo anuales de más de 200 mil hogares chilenos.

Bajo el sol de Colina

Pero esta vez le tocó el turno a la capital. La empresa Atlas Renewable Energy fue la encargada de inaugurar recientemente la planta solar fotovoltaica Quilapilún, la primera a gran escala en desarrollarse en la Región Metropolitana, marcando un gran avance en el desarrollo de energías renovables en Chile. Este parque solar se encuentra ubicado en Colina, a poco más de 40 kilómetros de Santiago y cuenta con una capacidad instalada de 110 MWp.

Atlas nace como plataforma de ACTIS, fondo de inversiones que constituyó la compañía a través de la compra de varios proyectos ERNC en distintos países de Latinoamérica. La empresa tiene como objetivo la generación y venta de energía renovable y la perspectiva de entrar en varios países de la región.

El gerente general de Atlas en Chile, Alfredo Solar, indicó que “la primera planta solar fotovoltaica se instaló en Colina, particularmente en la localidad de Quilapilún, ya que hay excelentes condiciones de radiación, terrenos aptos para la construcción de este tipo de plantas y conexión al Sistema Interconectado Central (SIC)”.

Se espera que la planta solar fotovoltaica genere 243 GWh de electricidad al año, energía limpia que permitiría evitar la emisión anual de más de 100.000 toneladas de dióxido de carbono equivalentes a retirar 22.000 automóviles de las calles de Santiago. Toda la energía que genera es suficiente para abastecer aproximadamente a 110.000 hogares por año.

En este sentido, Alberto Solar es claro en manifestar que “la planta está construida utilizando 350.000 módulos policristalinos de 310 Watts cada uno, montados sobre seguidor a un eje, que permite seguir la trayectoria del sol”.

En este momento se encuentra operando al 100% e inyectando su energía al Sistema Interconectado Central (SIC). Está compuesta por más de 350 mil paneles fotovoltaicos distribuidos en una superficie total de 288 hectáreas.

Proyecto a largo plazo

Este proyecto se pudo llevar a cabo gracias a la adjudicación de un contrato de suministro de energía a largo plazo (PPA) con las compañías de distribución eléctrica, en el marco del proceso de licitación de clientes regulados de 2014 y, además, fue el primer proyecto solar con contrato con distribuidoras que se financió en Chile.

Además, durante el período de construcción de la planta trabajó personal del mismo sector y se capacitó a más de 40 personas como operarios de maquinaria. Durante el desarrollo se contemplaron una serie de medidas de compensación a nivel ambiental, entre ellas la reforestación de especies nativas y la recuperación de suelos.

“Esta planta estará operando en el largo plazo, cuenta con contrato de usufructo de terrenos por 25 años y actualmente tiene un contrato de suministro de energía con clientes regulados por 15 años”, puntualizó Solar.

 

Puedes ver

Expo interactiva de infancia en Antofagasta

Expo interactiva de infancia en Antofagasta

Los niños de Antofagasta estarán a sus anchas este 25 de agosto gracias a la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *