Sociedad

¿Qué pasa con el Mapocho Pedaleable?

¿Qué pasa con el Mapocho Pedaleable?

Los activistas del colectivo Muévete presentaron una carta a la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, solicitando una reunión tras 6 meses sin información y el rechazo a una petición formal de audiencia realizada la semana pasada.

“Tenemos la convicción de que las conversaciones directas y los compromisos que se han fijado deben tener un seguimiento y buen término. Es por ello que hoy volvimos a solicitar una reunión y esperamos que ésta tenga una respuesta positiva”, señaló Sandra Aguilera, coordinadora general de Muévete.

Nacido desde la ciudadanía y el movimiento social de 2011, Mapocho Pedaleable es un proyecto que tomó fuerza de la mano de diversas organizaciones de la sociedad civil, que vieron en su desarrollo una oportunidad de integración de este lugar histórico a la ciudad.

Gracias al trabajo colaborativo y sistemático de un gran número de activistas y organizaciones, en el marco del quinto Foro Mundial de la Bicicleta, llevado a cabo en Chile en abril de 2016, el movimiento logró la prioridad presidencial y, posteriormente, en junio de 2017, la aprobación de su presupuesto en el Consejo Regional Metropolitano de Santiago.

Reunión en mayo

Ante la llegada del nuevo Gobierno, este año el colectivo Muévete tomó contacto con la intendenta de la Región Metropolitana con quien sostuvo una reunión el 4 de mayo pasado. Esto con el fin de saber el estado de avance del Mapocho Pedaleable, así como también para reactivar los procesos de participación ciudadana tempranos, permanentes, responsables y vinculantes, entre la autoridad metropolitana y las organizaciones de la sociedad civil, que durante los últimos años han permitido valiosos avances en temas de movilidad sustentable.

De acuerdo a lo informado por el colectivo, a 6 meses de dicho encuentro sus integrantes se encuentran seriamente preocupados al no tener ninguna noticia del desarrollo del “Proyecto Construcción Paseo y Ciclovía inundable Río Mapocho”, ni de la mesa de trabajo.

Como habitantes proactivos de la ciudad y ejerciendo su derecho como sociedad civil interesada en la ejecución del Mapocho Pedaleable, los integrantes del colectivo desean reunirse con la autoridad metropolitana para saber por qué se encuentra estancado el proyecto.

La historia de un proyecto ciudadano

Desde sus orígenes, el Colectivo Muévete, compuesto por personas y organizaciones promovilidad sustentable en Chile, ha sido uno de los principales promotores, impulsando junto a autoridades públicas y privadas el desarrollo de diferentes actividades de apertura al público general, desde 2013.

Fue así como en cada una de las fases piloto que tuvo el Mapocho Pedaleable, los fines de semana entre 2013 y 2015, organizadas por la Corporación Pedaleable con “Yo Vivo Mapocho”, así como en su apertura por más de tres meses entre 2016 y 2018, fueron miles de personas las que se acercaron al río, reconociendo el valor de este hito capitalino, que siempre ha estado ahí, pero con el que nunca nos habíamos podido encontrar.

De esta manera el proyecto fue creciendo y llegando a los ciudadanos, quienes al comenzar a concurrir demostraron y confirmaron el aporte del río a un nuevo concepto de ciudad, donde cada hombre, mujer, niño y niña pueden recorrer su cauce e integrarlo a su forma de habitar la ciudad.

Gracias al Mapocho Pedaleable, la ciudadanía en su conjunto ha podido conocer y ha comenzado a valorar este ícono de la Región Metropolitana abandonado a su suerte durante décadas. Iniciativa que, además, en junio de 2017 consiguió la aprobación de financiamiento por $6.500 millones de pesos por parte del Core RM.

Contraloría

A mediados de mayo, tras conocer el requerimiento presentado por la Intendencia Metropolitana a Contraloría, para que el proyecto fuese revisado debido a que “no encontraban justificable el desembolso de $6.500 millones de pesos por una vía de 5,1 kilómetros a un costado del río”, los activistas del movimiento social presentaron argumentos legales ante la entidad fiscalizadora superior, señalando que éste se ha ajustado a la legalidad vigente.

Al presentar su requerimiento en Contraloría, el error del razonamiento de la autoridad regional radicó en que no consideró que el marco regulatorio del financiamiento de este proyecto corresponde al de una Transferencia de Capital al Gobierno Central del subtítulo 33 del Clasificador Presupuestario; y no de una Iniciativa de Inversión del subtítulo 31 del mismo referido Clasificador Presupuestario.

De acuerdo al colectivo, al encontrarse ajustado a derecho y conforme a la legalidad vigente, el proyecto debe seguirse desarrollando en la Dirección de Obras Públicas, tal y como se estaba ejecutando a la fecha. A noviembre de este año, la solicitud aún aparece en trámite en la Contraloría.

Lo más visto

Se permite reproducir y compartir los contenidos de este sitio con la sencilla condición de citar la fuente: Sustempo.com

Novedades en tu correo

To Top

Send this to a friend