Primeros auxilios: qué hacer frente a una asfixia

Primeros auxilios: qué hacer frente a una asfixia

De cara a las celebraciones de fin de año es importante tener cuidado con las asfixias producto del consumo de carnes y otros alimentos que puedan entorpecer la respiración. El Dr. Fernando Martínez, broncopulmonar y Coordinador Médico de Help, sostiene que reaccionar oportunamente en estos casos puede salvar una vida, por lo que es fundamental saber qué hacer. “La maniobra de Heimlich es una técnica de emergencia para tratar la asfixia cuando se bloquean las vías respiratorias de una persona con un trozo de alimento u otro objeto”, explica.

EL procedimiento consiste en aplicar una fuerte presión a la altura de la boca del estómago para producir un aumento de la presión dentro del tórax, simulando una tos artificial, con el objeto de expulsar el cuerpo extraño.

El atoramiento por un alimento o sustancia puede ser leve o severo, por eso se deben conocer los signos para identificarlos y actuar adecuadamente. En el caso de una obstrucción leve, la persona tose intensamente, le cuesta hablar y al respirar tiene un ruido similar a un silbido. En este caso, la persona debe mantener la calma y tratar de trasladarse a la brevedad a un servicio de urgencia.

En cambio, si es severo, la persona se toma el cuello con ambas manos (signo de asfixia), no es capaz de toser ni hablar y puede presentar un color azulado-rojizo del cuello hacia arriba, por lo que deben iniciarse las maniobras de desobstrucción de la vía aérea.

El doctor Martínez indica que este tipo de movimientos se puede utilizar de manera segura, tanto en niños mayores de un año como en adultos. Incluso uno mismo puede llevarla a cabo en caso de encontrarse solo y comenzar a ahogarse con algún alimento.

Cómo realizarla

  • Ubicarse detrás de la persona y colocar los brazos por debajo de los brazos del otro, llevando las manos a la altura del ombligo.
  • Poner el puño con el pulgar hacia adentro, justo por encima del ombligo y agarrar el puño firmemente con la otra mano.
  • Reclinar a la persona afectada hacia adelante, con la cabeza hacia abajo.
  • Apretar fuertemente hacia adentro y hacia arriba, por cinco veces, para aumentar la presión en la vía respiratoria y obligar al objeto que está produciendo la obstrucción a salir de la tráquea.
  • Repetir hasta que el cuerpo extraño salga o el afectado se desmaye.
  • Si el cuerpo extraño no sale y la persona pierde el conocimiento, se deben aplicar maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas y solicitar ayuda a un servicio de rescate.

Primeros auxilios: qué hacer frente a una asfixia

Puedes ver

Empresas deben contribuir a una economía baja en carbono

Empresas deben contribuir a una economía baja en carbono

“Aunque habitualmente escuchamos noticias negativas respecto de los avances del calentamiento global y los estragos ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *