Primer bus 100% eléctrico hará recorridos gratuitos por el centro de Santiago

Primer bus 100% eléctrico hará recorridos gratuitos por el centro de Santiago

Los vehículos 100% eléctricos empiezan a rodar por las calles de la capital de Chile. Ya existen algunos taxis, automóviles particulares y una red de electrolineras que permiten recargar baterías. Ahora también se verán buses cero emisión por algunas calles de Santiago.

El primer bus con esta tecnología (K9 de BYD) realizará recorridos gratuitos para vecinos, trabajadores, estudiantes y turistas de la comuna, cada hora desde las 10.00 a las 16.00 horas. Su trayecto incluye las calles de Morandé, General Mackenna, José Miguel de la Barra, Diagonal Paraguay, Portugal, Curicó-Tarapacá, para regresar hacia el mismo punto por Zenteno. En ese trazado se incluyeron seis paradas señalizadas con distintivos especiales.

Entre sus características, el bus eléctrico reduce del gasto en un 70% en relación a un vehículo similar a combustión, posee wifi gratuito y cargadores de celulares en cada asiento. Además, tiene una autonomía de 250 kilómetros, sus baterías tienen una vida útil de cerca de 15 años, se puede cargar en cinco horas, no emite contaminantes y los costos de cargar completamente las baterías del BYD K9, superan por poco los 20 mil pesos, es decir, su rendimiento es de 1 km por kwh, lo que da un costo por kilómetro de aproximadamente 80 pesos.

Transportes sustentables

El subsecretario del Medio Ambiente Marcelo Mena, destacó que este tipo de iniciativas “nos ayudan con dos objetivos que para nuestro ministerio son tremendamente relevantes: a nivel local, incentivan el uso de medios de transporte sustentables, menos contaminantes, que refuerzan el trabajo que estamos haciendo con nuestros planes de descontaminación del aire para mejorar la calidad de vida de nuestras ciudades. A nivel global, se trata de proyectos que ayudan a combatir el cambio climático, que es precisamente el objetivo de las Acciones Nacionales de Mitigación Apropiadas (NAMAs) apoyadas por las Naciones Unidas”.

Carolina Tohá, alcaldesa de Santiago, subrayó que “esta tecnología tiene un costo inicial mayor, pero su operación es mucho más barata y sus beneficios sociales hacen que claramente sea conveniente ir en esa dirección, ya que son buses que no contaminan, no generan los ruidos que tanto dañan la calidad de vida de las personas, tienen motores de mayor durabilidad y que aportan ambientalmente, pero también a una ciudad más grata y amable para vivir. Estamos muy contentos con la alianza que hemos hecho, porque es posible con acuerdo con el sector privado”.

Zona verde

En 2015 se firmó un convenio de colaboración entre el Municipio de Santiago, el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Transportes para el desarrollo de la primera Zona Verde para el transporte en el país.

El proyecto es parte de la Zona Verde de Santiago, iniciativa que fue inscrita en el registro en Naciones Unidas como la primera acción NAMAs. En ese marco se ha incluido el desarrollo de un Sistema de Bicicletas Públicas Integrado y del Plan Centro, que prioriza al transporte público en el casco histórico aumentando el espacio para peatones y reduciendo el ingreso de vehículos. A estas iniciativas se suman, la construcción de ciclovías, la implementación de taxis eléctricos y cargadores para su operación y el funcionamiento de bicitaxis. Todas estas medidas cuentan con el apoyo de los ministerios del Medio Ambiente y Transportes.

Chilectra, empresa que entregó el vehículo en comodato a la Municipalidad de Santiago, destacó que la energía eléctrica es sustentable y de menor precio en comparación con los otros combustibles. Por lo tanto, dijo, es una solución real para contribuir al Plan de Descontaminación de Santiago.

“Estamos ante una oportunidad para las futuras licitaciones del Transantiago. Encargamos un estudio sobre las oportunidades de la movilidad eléctrica en Santiago, que busca aportar una visión del transporte público de nuestra capital hacia el 2030. Y una de sus principales conclusiones es que el potencial de utilización de buses eléctricos en el sistema Transantiago supera el 25%. Esto es equivalente a la sustitución de 1500 buses diésel. Se trata de una inversión rentable para la sociedad que permite una reducción del 30% de las emisiones contaminantes”, aseguró el gerente general de Chilectra, Andreas Gebhardt.

El bus cuenta certificación internacional y con la del Centro de Control y Certificación Vehicular (3CV) del Ministerio de Transportes y es un modelo extensamente probado en Asia, Europa y América. Es el más vendido del mundo con cerca de cinco mil unidades.

Puedes ver

Cumbre One Planet: “Los que no apuesten por una economía verde vivirán en un futuro gris”

Cumbre One Planet: “Los que no apuesten por una economía verde vivirán en un futuro gris”

El cambio climático representa el desafío más determinante de la época en que vivimos, pero ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *