Mercado de vehículos eléctricos crece a paso lento, pero seguro

Mercado de vehículos eléctricos crece a paso lento, pero seguro

Por Felipe Ainzúa Larrañaga.- Las fuentes móviles son responsables de buena parte de la contaminación atmosférica en el mundo debido a que sus motores han operado tradicionalmente con combustibles de origen fósil. Otro hecho de la causa es que las personas necesitan transportarse dentro de sus ciudades o recorrer largas distancias y, por ende, la cantidad de automóviles en circulación seguirá creciendo. La venta anual es en torno a 90 millones de unidades al año en el orbe, según estadísticas de OICA. Por lo tanto, es un problema de difícil solución.

La evolución tecnológica, que ha permitido fabricar vehículos 100% eléctricos, abrió una ventana para conciliar la movilidad –especialmente dentro de las urbes- y el cuidado del medio ambiente, contribuyendo a no continuar empeorando el aire de todos. Sin embargo, se observan ciertas condiciones que aún impiden su masificación, tales como el elevado costo relativo de los automóviles, la menor autonomía (en general, entre 60 y 140 km por cada carga completa de batería) respecto de los autos convencionales y la falta de mayor infraestructura de recarga en las calles.

Los datos son elocuentes. A fines de 2014, había en el planeta un total de 665.000 automóviles eléctricos (0,08% del total), de acuerdo a la Agencia Internacional de la Energía.  Esta realidad es incluso más tímida en Chile. A octubre de 2015 se habían vendido apenas 10 unidades y en el último lustro se han comercializado solamente los modelos BMW i3, BYD E6, Mitsubishi Imiev y Renault Kangoo ZE, según la Asociación Nacional Automotriz de Chile, Anac.

Y si de precios se trata, a modo de referencia, Renault vende en el país el modelo Zoe a $ 24,9 millones, el Fluence ZE a $ 13,6 millones y el Kangoo ZE a $ 24,9 millones.

Recientemente, el gobierno, autoridades de la Región Metropolitana y Chilectra lanzaron una iniciativa para fomentar una flota de taxis compuesta por vehículos eléctricos modelo BYD E6, con la puesta en marcha de las tres primeras unidades.

 

Electrolineras en Chile

Con respecto a la infraestructura, en estos últimos cinco años Chile ha avanzado con el apoyo de empresas privadas. Las estaciones de recarga para autos eléctricos o “electrolineras” se comenzaron a instalar en la Región Metropolitana por la empresa Chilectra desde mediados de 2011, a propósito del inminente arribo al país del Mitsubishi Imiev.

Esta primera red ya contaba en marzo del año pasado con 10 puntos distribuidos en las comunas de Santiago, Vitacura, Las Condes y Huechuraba a menos de 10 km de distancia entre uno y otro. Y Chilectra comprometió 2 nuevos puntos de carga en la zona del Aeropuerto Internacional de Santiago, en Pudahuel, y en Providencia. Dependiendo del modelo del vehículo, los precios de la carga completa oscilan entre los $ 1.500 y $ 4.500.

(Ver mapa de electrolineras en este link: Mapa Electrolineras Chilectra_Santiago)

En 2012, Copec se sumó a este esfuerzo por masificar esta tecnología limpia a través de Voltex, que ofrece un sistema de carga rápida gratuita en sus 3 estaciones localizadas estratégicamente en Vitacura, Pudahuel y Viña del Mar, de modo que un automóvil eléctrico pueda recorrer la distancia entre Santiago y el litoral central sin sufrir problemas de suministro.

Comercialización incipiente

El editor de Coches.net, Joan Dalmau, es una voz autorizada para hablar sobre características y tendencias en el mercado de vehículos, ya que junto a su equipo prueba unos 150 automóviles al año. Además, el área editorial de este portal español –activo desde 1998- tiene 1,6 millones de usuarios únicos y en torno a 67 mil suscriptores en el canal de Youtube (desde 2012).

Mercado de vehículos eléctricos crece a paso lento, pero seguro
Joan Dalmau, editor de Coches.net

Para Sustempo.com, explica que en España la situación es similar a la de Chile en cuanto a comercialización de vehículos 100% eléctricos. “Se han vendido alrededor de 1.500 vehículos sobre un total de un millón de coches vendidos. El más vendido ha sido el Nissan Leaf. En el mercado de modelos industriales (Kangoo, Berlingo), el porcentaje es similar y la mayoría de ventas se realiza a flotas de empresas. Hay países, sin embargo, donde la realidad es muy distinta como Noruega, Dinamarca, Holanda y Francia. El caso de Noruega es el más espectacular. En 2015, el 30% de los coches vendidos fueron eléctricos y el Tesla Model S junto al Nissan Leaf han llegado a ser los más comercializados del país (incluyendo eléctricos y térmicos) en algunos meses”.

El analista se detiene en el caso de Noruega, dado que este país ha apostado con mucha decisión por los autos eléctricos generando una serie de incentivos fiscales. Esto ha permitido, por ejemplo, que el auto que se considera actualmente como el top de línea de los vehículos eléctricos de lujo, el Tesla, “cueste US$ 60 mil; o que el e-Golf de Volkswagen sea más económico que su versión en gasolina o diésel. Además, existen zonas azules de estacionamiento gratuitas, 7 mil puntos de recarga en el país, exención del impuesto de circulación, peajes de ferris, puentes y túneles gratuitos y circulación por carriles de buses autorizada”.

En términos de acabados y equipamiento, prácticamente no existen diferencias entre los vehículos tradicionales y los eléctricos. Dalmau sostiene que la característica común de estos últimos es el silencio de marcha, las prestaciones inferiores a los de los modelos térmicos -salvo en aceleración pura- el precio más elevado, el largo periodo de recarga y la baja autonomía.

“El principal problema de los eléctricos es la autonomía que les limita a un uso casi exclusivamente urbano. En nuestro comparativo (BMW i3, Ford Focus, Kia Soul EV, Nissan ENV200 y Leaf, Renault Zoe, Volkswagen Up! y Golf), esta no llega a los 200 km casi en ningún caso.  El otro problema es la lentitud de la recarga en las instalaciones domésticas (a partir de 8 horas) y el hecho de que mucha gente vive en bloques de departamentos sin enchufe en las plazas de parking, lo que impide que puedan comprar un coche de este tipo. El tercer problema es el precio, que es siempre bastante más elevado y las pocas posibilidades de recuperar esa diferencia de precio con el menor costo de uso y mantenimiento. A todo ello se une la escasez de puntos de recarga públicos. Pero yo creo que el principal problema es que la gente no valora de entrada la posibilidad de comprar un coche eléctrico por desconocimiento de la tecnología y de sus posibilidades”, afirma el editor de Coches.net

Modelo “cumbre”

Una excepción a la regla en cuanto a autonomía es el Tesla Model S, que ofrece una muy superior al resto de los vehículos –la marca promete más de 400 kilómetros- y pertenece al segmento de los autos de lujo. A esto se suma la fuerte apuesta por lo digital para controlar las distintas funciones del  auto, lo que se puede apreciar muy claramente en el panel.

En opinión de Dalmau, el modelo de la empresa de Elon Musk “es la cumbre por tecnología y eficacia de su sistema eléctrico. No hay nada comparable al Tesla. Un BMW i3 es casi igual de tecnológico, pero en un segmento muy inferior. Porsche y Audi preparar vehículos para 2020 en respuesta al Tesla”.

 

Mercado de vehículos eléctricos crece a paso lento, pero seguro
Tesla S, interior.

 Alternativa de futuro

En suma, el especialista cree que los autos eléctricos son una alternativa de futuro muy interesante, sobre todo en el ámbito urbano donde la contaminación es un problema más importante. No obstante, reconoce  que “estamos todavía en un estado de desarrollo embrionario. Ni las infraestructuras ni le mentalidad de las personas apoyan la popularización de esta opción. De manera que será un avance lento, al menos en los próximos años”.

Lo positivo del escenario es el esfuerzo de algunos fabricantes por ofrecer modelos en que el motor eléctrico es protagonista, aunque saben que el mercado sigue siendo limitado. Desde una perspectiva ambiental, dice que también sería deseable que la electricidad necesaria para alimentar esta nueva generación de vehículos provenga de energías renovables, a fin de que la producción de vehículos eléctricos no genere una contaminación mayor a la automóviles convencionales.

“Mi apuesta es que hay tres tipos de tecnologías que pueden convivir, ya que cada una ayuda a resolver parte del problema ambiental. En las grandes ciudades (transporte colectivo, taxis, vehículos de reparto, motos, bicicletas y coches pequeños que sean segundos coches para la familia o de uso sólo urbano) el futuro es eléctrico. Vehículos con una autonomía del orden de 200 kilómetros y muchos puntos de recarga. Este es el escenario ideal para eliminar la contaminación en el ámbito urbano”, enfatiza.

Agrega que para los automóviles familiares, de viaje y vehículos de transporte de radio medio, “la solución es la hibridación. Autos y furgonetas híbridos plug-in, con una autonomía en modo eléctrico de entre 50 y 100 km para usarlo en ese modo en ciudad y disponer de un motor de gasolina de muy bajo consumo para asegurar la autonomía en recorridos largos. Para el transporte de mercancías –grandes camiones y autobuses interurbanos- la solución es la pila de combustible o fuel cell alimentada por hidrógeno. Estos vehículos disponen de espacio en los bajos para montar grandes depósitos de gas y rara vez abandonan las grandes redes de autopistas donde pueden ubicarse las estaciones de servicio que sirvan hidrógeno”.

Ante un problema tan complejo como la contaminación atmosférica (por monóxido de carbono, partículas en suspensión, anhídrido sulfuroso, óxidos de nitrógeno, ozono e hidrocarburos, entre otros elementos dañinos para la salud), un aporte a la solución no solo pasa por el mejoramiento de las tecnologías, sino también por una mayor toma de conciencia de la población en cuanto a hacer un uso mucho más racional de los vehículos.

Por otro lado, incluso en un escenario ideal donde todos los automóviles –de cualquier tamaño- fueran cero emisión, aquello no libraría las calles del colapso vial. Por lo tanto, no hay que confundir el “uso con el abuso”, especialmente cuando vivimos y somos parte de una comunidad.

 

 

Puedes ver

Nuevo centro interactivo para prevenir accidentes laborales críticos

Nuevo centro interactivo para prevenir accidentes laborales críticos

El Centro de Entrenamiento de Riesgos Críticos de la Mutual de Seguridad CChC fue inaugurado ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *