Líderes mundiales buscan encarecer la contaminación por carbono

Cada vez toma mayor fuerza la idea de encarecer la contaminación por carbono para incentivar una economía más “verde” y baja en emisiones. Esta semana, de hecho, se formalizó una alianza sin precedentes de líderes mundiales denominada “Panel de Fijación del Precio del Carbono”, a la cual se sumó la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

La instancia también la integran la canciller alemana Angela Merkel; el presidente francés, François Hollande; el presidente de México, Enrique Peña Nieto, entre otras personalidades.

El grupo fue convocado por Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial, y Christine Lagarde, directora gerente del FMI, para impulsar medidas más rápidas y profundas antes de las negociaciones en la Cumbre del Clima de París (COP21) hacia fines de año.

“Nunca antes había existido un movimiento mundial, de este nivel y con este grado de consenso, encaminado a poner precio al carbono. Representa un punto de inflexión, ya que del debate sobre los sistemas económicos necesarios para un crecimiento con bajos niveles de carbono se pasará a la ejecución de políticas y mecanismos de determinación de precios que se traduzcan en creación de empleo, crecimiento limpio y prosperidad”, dijo Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial.

En todo el mundo, alrededor de 40 naciones y 23 ciudades, Estados y regiones han puesto o van a poner precios al carbono mediante programas y mecanismos que abarcan aproximadamente el 12% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. El número de instrumentos de fijación de precios del carbono creados o previstos casi se ha duplicado desde 2012 y ha llegado a un valor total de mercado de unos US$ 50.000 millones.

Impuestos ambientales en Chile

“En Chile creemos en el principio del que contamina paga”, dijo la presidenta Bachelet. “Hemos promulgado impuestos ambientales a nuestro transporte y al sector de energía. Ambos impuestos serán fundamentales para generar energías más limpias y autos más eficientes, lo que repercutirá en un aire más limpio y un clima más seguro. Los ingresos generados por este impuestos van a financiar nuestra reforma educativa”.

Chile ha aprobado un impuesto sobre el carbono que comenzará a aplicarse en 2018, lo que lo convierte en el primer país de América del Sur en poner un impuesto a las emisiones de dióxido de carbono. El impuesto se aplica a una tasa de US$ 5 la tonelada de CO2, producida por las centrales eléctricas que tenga una capacidad de 50 megawatts o más.

En la Contribución Nacional (INDC) presentada por Chile antes de las conversaciones sobre el clima en París, en tanto, el país se comprometió a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 30% por debajo de los niveles de 2007 para el año 2020.

 

 

 

Puedes ver

Automatización y cogeneración: fundamentales para el cambio energético

Automatización y cogeneración: fundamentales para el cambio energético

Desde algunos años somos testigos de un importante auge de las energías renovables y más ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *