La ética en los negocios para hacer lo correcto

La ética en los negocios para hacer lo correcto

Por Felipe Ainzúa Larrañaga.- La coherencia entre lo que declara una empresa sobre sí misma y lo que hace es fundamental si pretende mantener el prestigio o la reputación positiva que tanto le ha costado construir. Los escándalos en que se han envuelto compañías de larga tradición evidenció la falta de ética en el comportamiento corporativo. Y la necesidad de avanzar hacia una cultura empresarial donde los dueños o los ejecutivos no busquen el crecimiento, la participación de mercado o las utilidades a cualquier precio ni mucho menos utilizando prácticas deshonestas.

A la sociedad le queda el consuelo que hoy, en el mundo de los negocios, los costos de una actuación incorrecta se suelen pagar muy caro. Así quedó demostrado, por ejemplo, con la decisión del Dow Jones Sustainability Index (DJSI) -índice mundial de empresas líderes en sustentabilidad, que desde 1999 mide tanto los estados financieros de una empresa como los sociales y ambientales- de remover del mismo este año a Toshiba Corporation y a Volkswagen.

La medida más reciente afectó a la marca alemana fabricante de automóviles por la manipulación de las pruebas para medir las emisiones de sus vehículos, que obligó a sus principales ejecutivos a asumir culpas y a sus accionistas, contemplar el desplome de la firma en Bolsa. Meses antes, el DJSI había tomado la misma sanción contra la marca japonesa manufacturera de aparatos eléctricos y electrónicos por la revelación de un escándalo de contabilidad fraudulenta con una amplia participación de la alta dirección en el tema.

Lo que ocurrió con Toshiba y Volkswagen confirma que el actuar deshonesto para aprovechar pequeñas ventajas solo puede traer problemas. Las empresas no sacan nada con gastar fortunas en estrategias de comunicación y publicidad o en elaborar magníficos reportes para posicionar sus marcas como “sustentables” si en el actuar diario, en realidad, le están mintiendo al mercado. Hablar menos y actuar mejor parece ser la moraleja. De lo contrario, una sólida estructura podría desmoronarse como un castillo de naipes.

 

 

Puedes ver

Consejos para la compra y uso del calientacamas

Consejos para la compra y uso del calientacamas

Con el propósito de mantener una vigilancia activa en la seguridad de los productos presentes ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *