Impulsan reciclaje de baterías automotrices en desuso

Impulsan reciclaje de baterías automotrices en desuso

Tres de las más grandes empresas importadoras de baterías de vehículos sellaron un Acuerdo de Producción Limpia (APL) que les permitirá adelantarse a los beneficios ambientales y económicos en el marco de la Responsabilidad Extendida del Productor. Con el Acuerdo para el manejo responsable de baterías fuera de uso, las empresas Derco, Gildemeister y EMASA se comprometieron a poner en marcha un sistema de gestión colectivo para aumentar la recolección y mejorar la trazabilidad de este residuo peligroso, considerado prioritario por la Ley de Fomento al Reciclaje.

La iniciativa impulsada por el Consejo Nacional de Producción Limpia con el apoyo de los Ministerios del Medio Ambiente, Salud y el Servicio Nacional de Aduanas, fue adherida además por las empresas Sodimac Chile, RAM, Salfa y Epysa Implementos, en calidad de terceros asociados al ser parte de la cadena productiva como comercializadores, gestores y generadores de baterías fuera de uso (BFU).

Encabezó la ceremonia el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, quién valoró la iniciativa ya que “convierte un desecho tóxico en nuevos materiales que son reutilizados generando valor y empleo. Si bien esto tiene un costo para las empresas, conlleva un beneficio económico importante al recuperar materia prima que hoy se pierde”.

La autoridad añadió que “este acuerdo debe ser visto como un ejemplo ya que da cuenta que una política sustentable en el tiempo que ayuda a reducir la contaminación y crea valor en la economía,  porque para que esta política sea sustentable en el tiempo, debe entenderse como un buen negocio ya que no sólo se trata de un beneficio para el medio ambiente, sino también un beneficio a la economía”.

El acuerdo de producción limpia, permitirá a las empresas, que representan el 60% de las importaciones de baterías automotrices, mejorar la información base del sector como insumo para el futuro Decreto Supremo que establecerá metas de recolección y valorización. Como importadoras son responsables ante la Ley de dar cumplimiento a las obligaciones establecidas en el marco de la responsabilidad extendida del productor.

Así se reducirán las discrepancias que presentan actualmente las cifras disponibles respecto a la cantidad de baterías en desuso generados anualmente, que al 2015 fluctúan entre las 23.000 y las 32.000 toneladas/año, y de la cantidad anual valorizada.

Según indicó Ximena Ruz, directora ejecutiva (s) del Consejo Nacional de Producción Limpia, “las empresas importadoras con apoyo de las empresas gestoras aumentarán la información al   Sistema de Declaración de Residuos Peligrosos (SIDREP), de un 24% a un 50% el primer año y a un 60% el segundo año”.  Esto es muy relevante ya que supone incluir información que hoy no es declarada porque el SIDREP libera de esta obligación a los transportistas menores de dos toneladas de residuos”.

Por su parte, el gerente general corporativo de Derco, Alfonso Márquez de la Plata, expresó su satisfacción por la firma de este acuerdo voluntario, destacando que es el resultado de un exitoso trabajo conjunto entre los sectores público y privado. “Las compañías que firmamos este APL -importadoras de baterías para automóviles- decidimos hacernos cargo responsable y planificadamente del tratamiento de estos residuos, anticipándonos incluso a la dictación de la Ley REP”.

En tanto, Eduardo Mizón, gerente general de Sodimac Chile, señaló  que la empresa quiere ser un agente de cambio positivo. “Comprendemos los enormes desafíos que enfrentamos por el cambio climático y nos hemos propuesto disminuir nuestros propios impactos, incentivando también a proveedores y clientes a que cuiden el medioambiente. Es por eso que adherimos a este primer Acuerdo de Producción Limpia tras la dictación de la ley, el que creemos ayudará a incrementar sustancialmente la tasa de recolección de baterías”, dijo.

El acuerdo de producción limpia capacitará a la cadena de actores respecto de su rol en el sistema de gestión y, en esa línea, las empresas importadoras en conjunto con las empresas distribuidoras y comercializadoras, incentivarán a los consumidores a entregar sus baterías al momento del recambio en los lugares de comercialización de éstas.

De acuerdo al diagnóstico sectorial, información emanada del Servicio Nacional de Aduanas indica que las importaciones de baterías en 2014 alcanzaron aproximadamente un millón 600 mil unidades,  las que al término de su vida útil constituyen un residuo peligroso, dado su contenido de electrolito ácido y plomo.

Actualmente, el país cuenta con una planta de tratamiento autorizada para el reciclaje de plomo, borras anódicas, ánodos de plomo fuera de uso, batería de plomo ácido y componentes de batería, la cual tiene una capacidad de tratamiento autorizada de 2.680 ton/mes de componentes plomados.

La implementación de un sistema de gestión ayudará a disminuir la existencia de plantas clandestinas de baterías fuera de uso (BFU), de las que podrían estar comercializándose o hasta exportándose ilegalmente, incumpliendo con la normativa sanitaria y ambiental vigente, así como con la Convención de Basilea sobre control de los movimientos transfronterizos de desechos peligrosos.

Es por ello que el acuerdo de producción limpia será clave para dilucidar el escenario del sector baterías y trazar, en el marco de la ley de responsabilidad extendida del productor, el camino para el manejo racional y el aumento del reciclaje de este elemento vital para el funcionamiento de los vehículos y del transporte.

 

Puedes ver

Energías limpias: el desafío del nuevo gobierno

Energías limpias: el desafío del nuevo gobierno

Las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) están teniendo gran auge en el país, el que ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *