¿Por qué son importantes los manglares?

¿Por qué son importantes los manglares?

Los ecosistemas de manglares son vitales para el bienestar, la seguridad alimentaria y la protección de las comunidades costeras de todo el mundo. Se encuentran entre los ecosistemas más dinámicos de la Tierra, pero también entre los más amenazados, debido al crecimiento urbano e industrial.

Estos hábitats naturales están siendo destruidos a tasas de 3 a 5 veces mayores que las de los otros bosques y más de un cuarto de la superficie original de manglares del mundo ya ha desaparecido.

Una de las principales amenazas para los manglares es su destrucción para el desarrollo costero y la acuicultura. Por ejemplo, solo en Filipinas más de 50% de los manglares se han perdido desde 1918, en gran parte como resultado del establecimiento de estanques de acuicultura.

La contaminación y la sobreexplotación también están reduciendo los servicios ecosistémicos proporcionados por los manglares. Los cambios en las condiciones locales del agua causadas por las represas aguas arriba, el riego y la contaminación han llevado a la pérdida de muchos manglares, y el aumento del nivel del mar es un reto a largo plazo.

Beneficios

  • Los manglares albergan una espectacular diversidad de flora y fauna.
  • Garantizan la seguridad alimentaria de las comunidades locales.
  • Proporcionan productos forestales y sostienen la pesca (alrededor de 75% de las especies comerciales de peces pasan parte de su ciclo de vida en estos humedales costeros).
  • Actúan como una forma de defensa natural de la costa: reducen la erosión, atenúan las olas (y los tsunamis) y reducen la altura de las marejadas.
  • Contribuyen a la calidad del agua mediante la filtración de nutrientes y sedimentos.
  • Son clave en la lucha contra el cambio climático, ya que los bosques de manglares de todo el mundo secuestran hasta 22,8 millones de toneladas de carbono al año.

Sri Lanka se ha convertido en la primera nación del mundo en proteger de manera integral todos sus bosques de manglares. Un plan respaldado por el Gobierno, lanzado en 2015, incluye capacitación alternativa en el empleo e iniciativas de microcrédito para promover modos de vida amigables con los manglares, así como viveros y proyectos de reforestación.

“Una de las lecciones que están aprendiendo es que es mucho más fácil preservar los manglares intactos que plantar nuevos”, relata Gabriel Grimsditch, experto en manglares de ONU Medio Ambiente.

De los “bosques azules” al crecimiento verde

Otra iniciativa destacada es el proyecto internacional Bosques Azules de ONU Medio Ambiente y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

El proyecto tiene como objetivo mejorar la gestión de los ecosistemas de manglares, enfocado en el valor de los bienes y servicios que proporcionan, reconociendo el papel vital que tienen en la provisión de medios de subsistencia y en el bienestar de todo el mundo.

Mikoko Pamoja (Manglares Unidos) en Gazi Bay, Kenia, se ha convertido en el primer proyecto de conservación del mundo en vincular los bosques de manglares con el mercado mundial de carbono. Está previsto que el modelo se replicado en la vecina Bahía de Vanga, así como en otros sitios del proyecto Bosques Azules a nivel mundial (desde Abu Dabi hasta Ecuador, Indonesia, Madagascar o Mozambique).

Cabe destaca que 86 de los 669 sitios de la red mundial de Reservas de la Biosfera de UNESCO incluyen áreas de manglares.

 

 

 

 

 

Puedes ver

Energías limpias: el desafío del nuevo gobierno

Energías limpias: el desafío del nuevo gobierno

Las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) están teniendo gran auge en el país, el que ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *