Gobierno invertirá  $ 5 mil millones para combatir incendios forestales

Gobierno invertirá $ 5 mil millones para combatir incendios forestales

El gobierno invertirá más de $ 5 mil millones para la gestión de los incendios forestales, a través de la adquisición de 3 nuevos aviones del tipo AT802F, con compuerta de descarga computarizada especialmente diseñada para el combate de estos siniestros y capacidad de descarga de 3.100 litros. El primero de ellos llegará la segunda quincena de enero de 2016,  el segundo en la quincena de marzo del mismo año y un tercero será entregado a principios del 2017. A lo anterior, se suma la licitación vehículos equipados que funcionen como Puestos de Mando Avanzado para el control de operaciones y control de incendios forestales.

Durante el periodo 2014 y 2015 se registró un número de 8.049 incendios forestales, los que afectaron más de 128 mil hectáreas de vegetación. Estas cifras muestran un incremento del 27% y del 21%, respectivamente.

En el caso de los incendios de magnitud, que superan las 200 hectáreas afectadas, se registraron 111 a nivel nacional, con un incremento del 56%. Respecto a la simultaneidad de ocurrencia, durante el periodo, antes señalado, se incrementó en un 114%, llegando a contabilizar 260 incendios forestales a nivel nacional en un día.

El período de mayor propagación de incendios, que normalmente se registraban entre diciembre a marzo, se han extendido de septiembre a mayo. Esta situación se ve incrementada por factores ambientales, tales como el alza en las temperaturas, la sequía, el viento puelche y tormentas eléctricas en alta codillera. Sumando a lo anterior, factores antrópicos, como el aumento de la superficie de interfaz urbano rural; una mayor densidad de vías en ambientes naturales y de actividades al aire libre, las probabilidades de generarse y propagarse aumentan exponencialmente.

Así lo informaron el subsecretario del interior, Mahmud Aleuy; junto a los directores nacionales de Conaf y Onemi, Aarón Cavieres y Ricardo Toro, respectivamente.

“Valoramos el trabajo de coordinación y cooperación no sólo de los entes públicos, sino que también de los privados. Pedimos a la ciudadanía que vaya adquiriendo una conciencia progresiva de la necesidad que tenemos de ser responsables. Las condiciones meteorológicas se han ido modificando de una manera tal que no hace muy fácil controlar estos eventos cuando se producen. Lo que más nos preocupa es la protección de las vidas humanas”, indicó Aleuy.

Al respecto, Aarón Cavieres, señaló que “para el verano se proyecta un escenario de alta vulnerabilidad, considerando la alta sequía, el alza en las temperaturas y los vientos fuertes, lo que impulsa que nos enfrentemos a incendios de magnitud, que superan las 200 hectáreas, por eso necesitamos una comunidad empoderada respecto a la prevención. Ellos deben ser capaces de conocer sus espacios y ayudar en la eliminación de desechos para evitar la propagación de los incendios forestales”.

“Las recomendaciones son claras y sencillas de seguir. La más importante es no actuar en forma descuidada como por ejemplo arrojar colillas de cigarrillos o fósforos encendidos en zonas de vegetación. Si se vive en zonas de bosques o rurales, es responsabilidad de los propios usuarios construir corta fuegos y mantener los alrededores de su hogar limpio, despejado de arbustos y desechos”, agregó el director nacional de ONEMI, Ricardo Toro.

Tipos de incendios

En Chile, hasta hace algunos años estábamos acostumbrados a escuchar de los incendios de bosque, sin embargo los incendios de interfaz (bosque-ciudad), de alta cordillera por la caída de rayos, en áreas silvestres protegidas y subterráneos han llegado para quedarse, y así lo demuestran las últimas cifras.

Los incendios de interfaz durante el 2014-15 fueron relevantes desde el punto de vista de su ocurrencia, aumentando en un 40%. En estos casos, CONAF ha adoptado que lo más efectivo para su combate y control es el “ataque rápido contundente”, lo que minimiza la posibilidad de propagarse hacía la población.

Los incendios en áreas silvestres protegidas, entiéndase como parques nacional, reservas nacionales y monumentos naturales, ocurren en áreas de muy difícil acceso, con presencia de mucha vegetación seca y sujeta a condiciones atmosféricas inestables. Durante el periodo anterior se contabilizaron 25 incendios forestales en áreas silvestres, incrementando en 39% los siniestros en estas unidades.

Puedes ver

Los riesgos del hilo curado

Los riesgos del hilo curado

Llegó septiembre y el encumbrar volantines se vuelve un juego preferido por muchos. Niños y ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *