Políticas

Gobierno construirá 22 embalses para incrementar 38% capacidad de almacenamiento de agua

Gobierno construirá 22 embalses para incrementar 38% capacidad de almacenamiento de agua

Ante la tendencia de menor disponibilidad de agua y lluvias más escasas e irregulares, el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, destacó que el gobierno construirá 22 embalses desde las regiones de Arica y Parinacota hasta La Araucanía, que permitirán “pasar de 5.300 millones de metros cúbicos a casi 7.000 millones de m3, incrementando la capacidad de almacenamiento total de agua en el país en 38%”.

El secretario de Estado destacó que ese es uno de los ejes estratégicos en esta materia. Otra prioridad es solucionar los problemas de agua potable y servicios sanitarios de la población rural.

A ello se suman desafíos regulatorios asociados principalmente a la reforma al Código de Aguas. En ese sentido, sostuvo que se buscará “dar certeza jurídica a los actuales titulares de derechos de agua” y que se modernizará la Dirección General de Aguas (DGA) para que pueda cumplir de mejor manera su rol fiscalizador.

Con todo esto, explicó, se buscan evitar casos dramáticos de ríos y lagunas que se secan como lo ocurrido en Petorca o Aculeo, donde a los efectos del cambio climático y las extracciones ilegales se unió la falta de control del Estado. Estas situaciones, subrayó, “no deben repetirse”.

Es importante tomar plena conciencia de las dificultades hídricas que existen en el país y actuar oportunamente. Precisamente, en el marco del seminario la Mesa del Agua, instancia donde organizaciones públicas, privadas y ONG están dialogando sobre la gestión del agua en el país, el ministro Fontaine y diversos actores coincidieron en la urgencia de tomar medidas concretas al respecto. El debate fue organizado por la iniciativa “Agua y Medioambiente”.

Voces de la discusión

Gobierno construirá 22 embalses para incrementar 38% capacidad de almacenamiento de agua

“La disminución de las precipitaciones en los últimos años y la menor disponibilidad de agua que enfrenta buena parte de nuestro territorio han dejado en evidencia todas las limitaciones de la gestión de los recursos hídricos en nuestro país”, afirmó Víctor Galilea, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios A.G., Andess.

La importancia del trabajo colaborativo fue el tema de la intervención de Stuar Orr, del World Wide Fund For Nature (WWF), quien expuso sobre la experiencia internacional y el modo en que se han abordado los problemas del agua. Orr explicó que, si bien las bases comunes son el diálogo y la participación de todos los actores de una cuenca, incluidas las necesidades del medioambiente, la respuesta debe ser específica para cada caso. Los ejemplos de Australia y California, que han enfrentado eventos de estrés hídrico severos, resultan ilustrativos.

En el debate posterior, los panelistas recogieron el llamado del ministro a la acción. Guillermo Pickering, presidente de Aguas Andinas, afirmó que “están las condiciones para un gran acuerdo sobre el agua: están todos los usuarios para poner la cuenca y la gestión de recursos hídricos de la cuenca sobre la mesa”.

Rodolfo Camacho, gerente de medioambiente de BHP y miembro de la comisión de recursos hídricos del Consejo Minero, se hizo eco de la necesidad de pasar a los hechos, al tiempo que manifestó que hasta ahora ha existido un cierto grado de “miopía corporativa”, evitando ver la magnitud del problema. Recordó que en 2007 Merrill Lynch advirtió desde Nueva York sus dudas respecto de la disponibilidad de agua para materializar todos los proyectos mineros y ese informe fue muy criticado en el sector, hasta que se vieron enfrentados a la realidad.

El gerente de la Junta de Vigilancia de la Primera Sección del Río Aconcagua, Rodrigo Riveros, relevó el rol jugado por las organizaciones de usuarios y recordó que, aunque mejorar la gestión no evita los conflictos, sí facilita su resolución. También facilita la producción de información común y la gestión de la disponibilidad, no obstante, recordó que las juntas no tienen injerencia en la gestión de la demanda. En ese sentido, mencionó que casos como los de Copiapó y Petorca pueden repetirse en otros lugares si no se ponen límites.

Otros planteamientos que surgieron en la discusión fue la necesidad de reconocer los servicios ecosistémicos como un uso, dándoles espacio a sus titulares en las organizaciones de usuarios; la necesidad de incentivar la constitución de comunidades de aguas subterráneas, que también se integren en las organizaciones de usuarios; y buscar mecanismos para que las comunidades indígenas que poseen derechos de agua ancestrales participen en las organizaciones de usuarios.

Lo más visto

To Top

Send this to a friend