Estudiantes de arquitectura diseñan casa que se adapta a contextos sociales

Estudiantes de arquitectura diseñan casa que se adapta a contextos sociales

Un tipo de vivienda que se replica frente a la necesidad de construcción masiva, pero que a la vez integra el carácter social en su composición, rescatando tanto la identidad de los lugares en que se emplaza, como de las personas que la habitan. Esta es la propuesta, bautizada como “Casa Cebolla”, que representa a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo en la segunda versión del concurso Construye Solar 2016 – 2017.

La Casa Cebolla recibe su nombre de las múltiples capas incluidas en su diseño, generadas para que la vivienda se adapte a distintas condiciones ambientales, climas y contextos sociales en donde se emplace su construcción, siendo su foco particular atender con esta solución a familias de zonas rurales. Así, esta vivienda genera sus capas desde el centro de la construcción —que por contar con la habitación principal necesita estar más protegido—, hacia el exterior, para interactuar con su entorno como “vestimenta cultural”.

El modelo, además, se ajusta al presupuesto de un subsidio habitacional y contribuye a la disminución de la contaminación y generar ahorro energético, como exige la organización.

La Casa Cebolla es uno de los diez prototipos de viviendas sustentables que se construirán a escala real en abril de 2017 en la llamada “Villa Solar”, organizada por el concurso, y surge a partir de los proyectos sugeridos en el Taller de cuarto año de la carrera de Arquitectura de la FAU, guiado por los profesores Luis Goldsack y Francis Pfenniger. “La casa ofrece una capacidad de adaptabilidad y flexibilidad, al proponer una estructura resistente que responde a la necesidad de permanencia en el tiempo y en el lugar”, explicó el profesor Goldsack, agregando que la propuesta “asume la responsabilidad de acondicionamiento físico-ambiental y de identidad cultural en concordancia con el lugar en que se emplaza”. Así, la Casa Cebolla “reconoce los atributos propios de la vivienda rural chilena, proyectada desde la experiencia de habitar el territorio cuales son la horizontalidad, los espacios intermedios, el control de la luz y el uso eficiente de los recursos disponibles”, dijo.

La maqueta de la Casa Cebolla, y de las otras nueve propuestas participantes del concurso, está siendo expuesta desde el 17 de agosto hasta el 19 de septiembre en la sala Lily Garafulic del Centro Cultural Estación Mapocho.

Puedes ver

Empresas chilenas de videojuegos se lucen en Europa

Empresas chilenas de videojuegos se lucen en Europa

Con dieciséis empresas, Chile vuelve a estar presente en el área de negocios de la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *