Dr. Sebastián Ugarte: “Vivimos una post-pandemia del virus h1n1, no su erradicación”

Dr. Sebastián Ugarte: “Vivimos una post-pandemia del virus h1n1, no su erradicación”

Más de 30 médicos intensivistas expertos de América Latina, México, Canadá, Estados Unidos y España se reunieron en Chile con centenares de médicos, enfermeras y kinesiólogos especializados en medicina crítica, en el Simposio Internacional de Emergencias Médicas y Paciente Crítico (SIEMPAC), observando con atención la situación actual del virus de influenza H1N1 a 8 años de su debut como pandemia.

La mortalidad en 2009 era 25% en España y 50% en Latinoamérica, y en la actualidad nuestra región llega al 29%. Perú, Chile y Argentina representan el 80% de la mortalidad en Latinoamérica, afectando a dultos obesos, embarazadas, mujeres y varones entre 52 y 54 años. El 97% de los fallecidos son pacientes no protegidos por la vacuna.

Red Intensiva, representada por el Dr. Sebastián Ugarte, vocero de la Sociedad Chilena Medicina Crítica y de Urgencias (Red Intensiva) y del American Critical Care Trial Investigators Network (LACCTIN), señaló que “vivimos una post-pandemia de H1N1, no su erradicación”. El especialista comentó que el virus ha tenido un comportamiento estacional, lo que anticipa nuevos brotes este invierno y que la recomendación es vacunar de forma preventiva a los adultos sanos, debido a las alarmantes cifras de muertes por falla respiratoria fulminante una vez contagiados.

Los expertos de los países involucrados en el reporte han registrado en cada invierno casos graves de falla respiratoria secundaria e incluso muertes en adultos de mediana edad, obesos y embarazadas, cuestionando a las autoridades nacionales acerca de una urgente alerta sanitaria.

El virus H1N1 tiene un periodo de 1 a 4 días de contagio y transmisibilidad antes de la aparición de síntomas, y se prolonga hasta una semana después. La enfermedad asociada a otras comorbilidades aumentan la gravedad del cuadro y podría elevar los casos de muerte.

Detalles del estudio

El estudio de Red Intensiva mostró que en una población pequeña de 100 mil habitantes con una tasa de ataque al 30%, al no haber vacuna previa, existirían 30.000 personas infectadas; 29.400 colapsarían los consultorios, servicios de urgencias y atención ambulatoria (98% del total); 600 se hospitalizarían (2% del total), y de ellos, 480 (80%) no corresponderían al área de medicina crítica, mientras que 120 sí estarían en UCI o UTI (20%). El periodo de permanencia hospitalaria es de 3 meses.

En el debut del virus en Chile se registraron más de 6.000 llamadas y se realizaron 8.900 derivaciones (516 a servicios públicos y 471 en el sistema privado de salud). La evidencia muestra 1.300 casos de infecciones graves, concentradas principalmente en la Región de Los Ríos, con un 48% de pacientes graves y 128 fallecidos. Hipoxia, falla orgánica múltiple y shock es la secuencia de síntomas que experimentan la mayor parte de los adultos sanos contagiados que agravan su condición. Los sobrevivientes al virus permanecen en promedio 9 días conectados a ventilación mecánica.

Los indicadores se observaron en países como México, Panamá, Costa Rica, Venezuela, Argentina, Uruguay, Perú y Chile, entre otros. La investigación evidencia la no erradicación del virus en países de nuestro continente, sabiendo que es posible reducir la tasa de ataque del virus y disminuir los casos de muerte, dando la información a la población no catalogada en riesgo, mediante la decisión de la vacunación preventiva.

Puedes ver

U. de Chile lanza primer satélite de fabricación nacional

U. de Chile lanza primer satélite de fabricación nacional

El año 2010 un grupo multidisciplinario de investigadores y estudiantes de pregrado y postgrado de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *