Sustempo TV

David Gómez: Clientes prefieren a empresas con “un comportamiento justo con sus proveedores y empleados”

El autor de “Bueno, Bonito y Carito”, David Gómez, destaca que una empresa no puede ser como un “lobo con piel de oveja”, esto es, hablar maravillas de sí misma de cara a los clientes, pero tener una cultura organizacional que no respeta ni a los empleados ni a los proveedores.

“Cada vez más los clientes prefieren comprarle a compañías que tienen una cultura coherente y un comportamiento justo con sus proveedores y empleados. Un cliente compra mucho más que un producto, compra todo lo que está alrededor de la empresa; desde su experiencia, investigación y desarrollo, hasta sus programas de responsabilidad social, el que tengan comercio justo con proveedores y que traten bien a sus empleados”, sostiene Gómez.

Según el experto en marketing, “los clientes no son los únicos para los cuales las marcas construyen su reputación. Hay muchos otros que están observando la coherencia de su comportamiento: proveedores, empleados, aliados estratégicos e intermediarios, entre muchos otros”.

Añade que “el posicionamiento de una marca no está solo en la comunicación que envían a sus clientes. Está en el comportamiento que tiene con todos los que interactúan con ella. Se llama coherencia. Es vivir los principios y valores no solo con los clientes a quienes obviamente desea seducir, sino con las personas a quienes toca la empresa”.

La mala noticia para la empresa que actúa como “lobo con piel de oveja” es que las fronteras de la comunicación hoy no existen. El maltrato no pasa inadvertido y esta situación no se mantiene en un ámbito cerrado. En el mundo actual “todo se sabe”. De esta manera, “el irrespeto de una compañía con sus proveedores se sabe. Lo saben sus competidores, lo saben otros proveedores y los sabrán algunos de sus clientes”, afirma el especialista colombiano.

En el caso de los proveedores, ejemplos de falta de respeto de una empresa son demorar indefinidamente los pagos por sus servicios, presionarlos para disminuir los precios con promesas de mayores compras que no se cumplen, hacerles perder el tiempo, etcétera.

Sobre lo importante que es tratar bien a los empleados, Gómez afirma que “la salud interna de la organización se refleja en la interacción con los clientes. Como bien dice Martin Oliver, ´No puede prestar un buen servicio al cliente, si sus empleados no se sienten bien yendo a trabajar´. No crea que porque le paga un sueldo a sus empleados  ellos tienen que aguantarse cualquier cosa”.

A modo de recomendaciones, el creador y director de Bien Pensado (firma dedicada al entrenamiento en marketing), apunta a que la empresa “cuide de sus proveedores y de sus empleados, que ellos cuidarán de usted”, mientas que como cliente “premie con su lealtad a las compañías coherentes y socialmente responsables”.

David Gómez es autor de los libros “Detalles que Enamoran” (2017); “Bueno, Bonito y Carito” (2016); “El día que David venció a Goliat” (2014)  y “Facebook Toolbox” (2011).

 

Lo más visto

Se permite reproducir y compartir los contenidos de este sitio con la sencilla condición de citar la fuente: Sustempo.com

Novedades en tu correo

To Top

Send this to a friend