Salud

Cuidados de los alimentos en verano

Cuidados de los alimentos en verano

Vacacionar al aire libre es sin duda una de las formas de descanso más esperadas estos días; no obstante, todo entorno natural, aislado o aquellos espacios cerrados por largo tiempo, representan también un riesgo a la hora de almacenar, preparar y consumir alimentos, decisiones que pueden involucrar infecciones y enfermedades evitables.

Fernanda Chandía, experta de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica, indica algunas recomendaciones para evitar enfermedades transmitidas por alimentos durante las vacaciones.

Cabañas

En el caso de quienes pasen sus vacaciones en cabañas, las cuales se encuentran implementadas con refrigerador, no tendrían ningún problema en almacenar sus alimentos, no así en el caso de ir de camping o por el día a la playa, río u otro sector que no cuente con el equipo correspondiente.

Enlatados

Dada la importancia de mantener la cadena de frío en ciertos alimentos, se sugiere que de no contar con un refrigerador se puedan escoger ciertos alimentos enlatados o en envase tetrapack, siempre considerando que no deben exponerse al sol o calor directo, y almacenar en lugar fresco y seco mientras se encuentren cerrados. Muchas personas utilizan cooler con barras congeladas para mantener aquellos alimentos que se refrigeran, pero este sistema no garantiza la mantención de una temperatura estable ni homogénea por un tiempo prolongado.

Compras el mismo día

Para aquellos alimentos que requieren refrigeración como lácteos, embutidos y carnes en general, se recomienda comprarlos el mismo día que se consumirán en algún establecimiento cercano al camping, y sean consumidos o preparados en un plazo máximo de 2 horas posteriores a la compra. Los alimentos que no se encuentran a su temperatura correspondiente están asociados a microorganismos patógenos, los cuales crecen exponencialmente en un rango de temperatura denominado “zona de peligro” que va desde los 5 a 57°C, la que cual se alcanza fácilmente a mediodía.

Lavado de manos

Para preparar la alimentación siempre se debe tener un lavado de manos frecuente con agua y jabón. El lugar deberá contar con agua potable, procurando siempre realizar una limpieza, desinfección y enjuague de las superficies y utensilios que utilizará. Una solución desinfectante clásica es ½ cucharadita de cloro líquido en 1 litro de agua. Además escoja una superficie lisa y no porosa (como la madera), idealmente plástica.

Alimentos no ingeridos

Los alimentos preparados, pero que no fueron consumidos, deberán ser ingeridos en las siguientes 2 horas como máximo, de lo contrario elimínelos.

Basura

En cuanto a la eliminación de basura, deseche con frecuencia en contenedores cerrados, y destinados para dicho fin, lejos de la zona de camping para evitar que aparezcan plagas de moscas y roedores. Además, cabe señalar que en el caso de campings, escoja aquellos que cuenten con las autorizaciones correspondientes de funcionamiento por el riesgo de Hanta virus.

Síntomas

Si presenta una enfermedad transmitida por alimentos, los síntomas dependerán del microorganismo que contaminó el alimento. Sin embargo, por lo general se pueden presentar síntomas como dolor abdominal intenso, diarrea, vómitos y fiebre. En algunos casos más graves se pueden presentar diarreas sanguinolentas. “Se debe tener especial cuidado con embarazadas, niños y adultos mayores, a quienes hay que llevar inmediatamente al centro asistencial más cercano”, explica Fernanda Chandía.

La gestión de los alimentos y de los desechos es un aspecto determinante al vacacionar. Tome las precauciones indicadas para evitar enfermedades y disfrutar tranquilos este verano.

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

Se permite reproducir y compartir los contenidos de este sitio con la sencilla condición de citar la fuente: Sustempo.com

Novedades en tu correo

To Top

Send this to a friend