Claves para una nueva política energética

Claves para una nueva política energética

La Hoja de Ruta 2050 podría marcar un punto de inflexión en la política energética de Chile, dado que incluye diversas materias vinculadas entre sí.

Así como fija metas ambiciosas para generación eléctrica con energías renovables -70% de la matriz al 2050-, releva la necesidad de avanzar en eficiencia energética y en la adopción de nuevos estándares ambientales, fomenta el transporte público de calidad y las opciones no motorizadas e intermodales, los combustibles limpios en vehículos (bajas o cero emisiones) y propone fortalecer la participación ciudadana, entre otros aspectos.

El enfoque integral de esta propuesta fue destacado por el ministro de Energía, Máximo Pacheco. “Como visión global, este documento se distingue por su sello innovador y su perspectiva holística, multisectorial, participativa y de largo plazo, porque se fijó de entrada que el futuro energético de Chile no podía caer en la trampa de dibujarse sólo desde una mirada técnica. La energía está en todas partes, desde nuestras actividades domésticas más básicas o rutinarias hasta la producción industrial. Con tal multiplicidad de formas en que la energía se conecta e impacta a nuestras vidas, este grupo propone medidas concretas para temas como la eficiencia energética, que por tanto tiempo no ocupó un lugar prioritario en el debate energético”, sostuvo.

Esta Hoja de Ruta es un insumo importante para la elaboración de la Política Energética al 2050 del Ministerio de Energía, se plantea la necesidad de contar con una institucionalidad formal que establezca un compromiso de Estado para el seguimiento, monitoreo y revisión periódica de la política. Para ello, este Comité formula una propuesta de seguimiento anual y una revisión participativa de la política energética cada cinco años, respaldada por equipos humanos e insumos técnicos, independientes y de alta calidad.

Ciudadanía y rol estatal

Progresos sustanciales en materia de eficiencia energética y gestión de la energía serán claves para el logro de las metas de mediano y largo plazo planteadas por el Comité. A nivel de la sociedad, se propone un nuevo rol para los consumidores, instalando un concepto de cultura energética que involucra un ciudadano-consumidor mucho más activo y responsable con el desarrollo energético, donde no solo consume, gestiona y se preocupa de los impactos de la energía, sino que también puede participar en su producción.

Transversalmente, se requiere seguir avanzando hacia un nuevo rol de Estado en el ámbito energético, como garante de procesos de planificación integrada, estratégica y de largo plazo, con un rol activo en la promoción de la internalización de externalidades, la gestión territorial, la educación y formación de capacidades y la instalación de procesos de participación formales en la sociedad

 

Puedes ver

Inversión pública moderniza caleta pesquera de Tongoy

Inversión pública moderniza caleta pesquera de Tongoy

La caleta pesquera de Tongoy en la Región de Coquimbo logró cumplir el anhelado sueño ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *