Claudia Pabon: “Se deben poner impuestos a los rellenos sanitarios”

Claudia Pabon: “Se deben poner impuestos a los rellenos sanitarios”

 

Por: Sergio Millaleo.

Durante las últimas semanas, Til Til ha estado en la palestra de la noticia no por sus exquisitas aceitunas, sino por la aprobación de una nueva planta de residuos industriales. Esto se suma a una larga lista de instalaciones que no se caracterizan precisamente por tener siempre una impecable política medioambiental.

En la actualidad, la comuna concentra nada más y nada menos que: una Planta de Relave de Anglo American, Fundición de Acero Proacer, Planta de Cemento Polpaico, Fábrica de Hormigón, Embalse de Relave de Minera San Pedro, Tranque de Relave de Codelco, Planta de Tratamiento Integral de Residuos Sólidos de Gersa, Planta de Gestión Integral de Biosólidos de Aguas Andinas, Antigua Planta Minera Refinet, Relleno Sanitario Loma Los Colorados y Planta de Crianza de Cerdos Porkland Chile.

Frente a este panorama los vecinos han protestado con gran fuerza, ya que dicen sentirse el “basurero de Santiago”. Y por ello, tras conocerse la resolución del Comité de Ministros que aprobó la instalación del nuevo Centro Integral de Gestión de Residuos Industriales (Cigri), de la empresa Ciclo, el alcalde Nelson Orellana sostuvo que “Til Til no va a aceptar, va a dar la guerra en el Tribunal Ambiental, va a ir a la Corte Suprema y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

El ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, recordó que solo se ratificó una decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana, que evaluó favorablemente el proyecto de Ciclo. “Entendemos la preocupación de los vecinos, y también que ésta no tiene que ver con este proyecto, que sí se hace cargo de sus impactos ambientales, sino con los otros proyectos existentes en la zona”, señaló.

Sin embargo, también planteó la necesidad de revisar el actual ordenamiento territorial de la Región Metropolitana e instruyó al Servicio de Evaluación Ambiental para que realice una evaluación exigente de los proyectos que existen hoy en Til Til. Esto a fin de determinar la necesidad de actualizar o incluir nuevas medidas de mitigación que entreguen una mejor solución a los problemas de la comunidad. ¿Por qué? Porque hay proyectos que tienen resolución de calificación ambiental de hace casi 20 años.

Visión experta

Sustempo conversó con Claudia Pabon, profesora de energía y medio ambiente de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, para analizar algunos aspectos de la situación que afecta a Til Til desde el punto de vista técnico.

¿Por qué Til Til llegó a reunir rellenos, relaves o industrias un poco cuestionadas en materia de contaminación?

Desde el punto de vista de factibilidad de este tipo de proyectos las consideraciones pasan por costo de la tierra, cercanía a los puntos de producción de desechos (para minimizar costos de transporte), plan de ordenamiento del territorio que permita este tipo de proyectos, consideraciones ambientales (minimizar riesgo de contaminación de aguas subterráneas), consideraciones sociales (lejanía a pueblos cercanos, no interferir con rutas de transporte muy transitadas ), entre otros.

¿Y por qué esa comuna y no otra?

Entiendo que en el caso de Til Til, la cercanía, la existencia de proyectos similares y el menor riesgo de contaminación de aguas subterráneas en comparación con otro candidato para el proyecto, que era el sector de Noviciado, fue fundamental.

¿Cuáles son los daños ambientales y para la población que pueden producirse por el conjunto de estas instalaciones?

Los daños dependen de cómo se diseñe o ejecute el proyecto. De cualquier modo los rellenos sanitarios son vistos en países desarrollados como el último recurso para disponer residuos, pues éstos deben ser como primera medida valorizados ya sea en bioenergía o abonos (caso industria del cerdo) o directamente evitados. Utilizar el suelo como contenedor de contaminación no es una medida de disposición deseable.

Se deben poner impuestos a los rellenos sanitarios, de manera que otras opciones sean económicamente más atractivas. En este aspecto, países como UK, Alemania y Holanda tienen amplia experiencia.

Industria aceitunera

Para muchos la comuna de Til Til es reconocida por sus aceitunas. Pero los empresarios de este rubro han vivido difíciles momentos en sus ventas, sobre todo los pequeños y medianos.

Claudia Pabon: “Se deben poner impuestos a los rellenos sanitarios”

La empresa de aceitunas Q y Q, que posee su planta procesadora en dicha comuna con el apoyo de Valles de Chile, no ha tenido mayores dificultades ya que, de acuerdo a su gerente comercial Francisco Mujica, “en su caso particular están lejos de Til Til. Pero por lo que hemos sabido, a los vecinos les ha afectado en la venta del producto”.

Además, Mujica señala que las tierras han bajado en cuanto a siembra, puntualizando que “a ningún empresario le gusta convivir con un basural”.

 

 

 

Puedes ver

Expo interactiva de infancia en Antofagasta

Expo interactiva de infancia en Antofagasta

Los niños de Antofagasta estarán a sus anchas este 25 de agosto gracias a la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *