Casi 800 chilenos superan los 100 años de edad

Casi 800 chilenos superan los 100 años de edad

Según estimaciones del INE, casi el 20% de la población en Chile es mayor de 60 años y en el quinquenio en el que vivimos (2015 -2020), la esperanza de vida al nacer de la población chilena es de 77 años para los hombres y 83 años para las mujeres. Asimismo, la investigación biomédica deja prever como muy cercana la meta del siglo de vida como edad límite normal. De hecho, actualmente se estima que hay casi 800 personas que tienen más de 100 años en el país. Frente a este escenario, la geriatra Dra. Adela Herrera se pregunta: ¿Estamos prolongando vida o agonía? La respuesta no es fácil.

“En un mundo que envejece aceleradamente, cada nación está afrontando los dilemas éticos, económicos, sociales y políticos que plantea el envejecimiento de su población. El sistema educativo, desde la educación pre-básica hasta la educación superior, han de responder también a las necesidades de formación que los diferentes sectores profesionales demandan. Se deben explorar aspectos cruciales del envejecimiento, tales como la prevención de la enfermedad y de las condiciones crónicas, una mejor comprensión del proceso de envejecimiento en sí mismo, las condiciones personales, familiares, sociales y ambientales que promueven una mayor calidad de vida y dignidad en la vejez”, sostiene la Dra. Herrera.

Añade que, dada la limitación de los recursos económicos disponibles, resulta prioritario establecer estrategias asistenciales sociosanitarias que den respuesta a las crecientes necesidades de este sector poblacional en alza.

“Hay que destacar que los cambios que se introducen en las políticas sociales para mejorar la cantidad y calidad de vida no son dictados por el avance de los conocimientos científicos, sino por decisiones políticas que reflejan el pensamiento y las necesidades sentidas por la sociedad donde se produce. Las actitudes ante la ancianidad están socialmente condicionadas, y solo son inteligibles dentro de la propia estructura social. La relevancia social de los adultos mayores (AM) ha sido distinta en las distintas culturas y ha variado a lo largo del tiempo. En la sociedad actual ha disminuido considerablemente y se comienza a ver a los ancianos como una pesada carga que nos devela aspectos de lo humano, como la fragilidad, que no deseamos afrontar. Nos olvidamos con más facilidad de sus derechos, en especial en lo que afecta la autonomía lo que conduce a la pérdida de identidad, marginación y, en última instancia, maltrato. La pérdida de la estimación social y poder económico, y el debilitamiento de los lazos familiares lleva a la discriminación social del anciano. Y esto lo debemos cambiar. Es un reto para los profesionales de la salud y para toda la sociedad”, opina la especialista.

Presente en MCA Festival 2017

La Dra. Herrera es parte del selecto grupo de relatores, considerados líderes del cambio global, que participará en MCA Festival 2017 (Mente Cuerpo y Alma), que en su cuarta versión se orienta a crear conciencia respecto de las grandes transformaciones que se están produciendo en prácticamente todos los ámbitos del desarrollo humano.

MCA 2017 se desarrollará en el Centro de Eventos de la Estación Mapocho, los días 8, 9 y 10 de septiembre.

La Dra. Herrera dictará dos charlas: “Hacia una buena salud y calidad de vida para el adulto mayor. Consejos y Aplicación” (sábado 9 de septiembre, a las 17:45 horas) y “Cada vez vivimos más… ¿cómo hacerlo en forma saludable y feliz? (domingo 10, a las 12:30 horas).

Estas charlas entregarán a los asistentes información valiosa sobre cómo vivir una vejez con una mejor calidad de vida, desmitificando algunos temas que se asocian al envejecimiento y que están muy distantes de la realidad. Sin duda, un gran aporte tanto para quienes están en este proceso, para los cuidadores, como para quienes aún están lejos de entrar en la calificación de tercera o cuarta edad, ya que la población mayor habrá aumentado considerablemente dentro de los próximos 40 años y nuestra vejez puede ser un reflejo positivo de cómo vivimos hoy.

“Una sociedad que se considere humana y ética debe saber amalgamar la responsabilidad del quehacer presente con el recuerdo, la estimación y el respeto a la tradición y a las canas. Y los mayores son la personificación de esa tradición, herencia, cultura, historia y ese saber, al que nunca podemos renunciar si no queremos perder la dignidad de humanos”, dice.

 

 

Puedes ver

Presentan problemáticas del agua a candidatos presidenciales

Presentan problemáticas del agua a candidatos presidenciales

A dos meses de las elecciones que definirán al próximo Gobierno, Escenarios Hídricos -iniciativa que ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *