Cáncer y arte-terapia: bienestar a través de la creación

Cáncer y arte-terapia: bienestar a través de la creación

Aunque en los últimos años la medicina ha alcanzado importantes avances en el diagnóstico y tratamiento de quienes padecen cáncer, este nombre aún sigue provocando terror y angustia entre las personas. Y es que la enfermedad, que puede afectar a diferentes partes del organismo, es una de las principales causas de muerte en el mundo.

De acuerdo con la OMS, más del 30% de las defunciones por cáncer podrían evitarse modificando o evitando factores de riesgo como el tabaquismo, obesidad, consumo insuficiente de frutas y verduras, ingesta de bebidas alcohólicas, radiaciones y contaminación.

El cáncer es el resultado de mutaciones, o cambios anómalos, en los genes que regulan el crecimiento de las células y las mantienen sanas. Los genes se encuentran en el núcleo de las células, el cual actúa como la “sala de control” de cada una. Normalmente, las células del cuerpo se renuevan mediante un proceso específico llamado crecimiento celular: las nuevas y sanas ocupan el lugar de las células viejas que mueren. Pero con el paso del tiempo, las mutaciones pueden “activar” ciertos genes y “desactivar” otros en una célula. La célula modificada adquiere la capacidad de dividirse sin ningún tipo de control u orden, por lo que produce más células iguales y genera un tumor.

Apoyo especial

Debido a las necesidades especiales de quienes sufren cáncer, Consalud desarrolló un acompañamiento preferencial para pacientes con esta enfermedad y con cardiopatías graves. Fue así como hace 4 años crearon el Programa Camina Contigo. “Las ejecutivas del programa conocen el proceso de los beneficiarios, los orientan y apoyan en todos los trámites que deben realizar. Además desarrollamos diversas actividades, las que también se extienden a las personas, familiares o amigos que los apoyan más directamente en sus procesos. Por ejemplo, realizamos talleres de apoyo psicológico, de autoimagen y multidisciplinarios; la Caminata 2K en el marco del evento Santiago Corre Consalud y el Concurso Artístico Consalud Camina Contigo, una instancia de arte-terapia que este año se lanza en su cuarta versión”, explica Harald Chutney, gerente de sucursales de Consalud y líder del Programa Camina Contigo.

El programa, que ha atendido a más de 4 mil personas, permite generar un vínculo directo con los pacientes. De acuerdo a Chutney, éstos señalan un gran aprecio por la atención preferencial que reciben en las sucursales y, particularmente, por el acompañamiento que les brindan las ejecutivas que los atienden. “Ofrecemos espacios en los cuales pueden compartir con personas que están viviendo situaciones similares y que, por lo mismo, entienden de mejor manera el proceso en el cual se encuentran. Todo esto  acompañado del apoyo profesional de la psico-oncóloga Constanza Zúñiga”, señala.

Arte-terapia y cáncer

La Asociación Chilena de Arte-terapia (ACAT) señala que esta disciplina se fundamenta en las creaciones visuales que realiza una persona, con diversos materiales artísticos para la creación de una obra visual. Este proceso creativo da lugar a una reflexión entre creador y arte-terapeuta en torno a la obra, pudiendo observar, dar un significado y elaborar la experiencia.

De acuerdo a la arte-terapeuta Claudia Yáñez, esto se diferencia de otras disciplinas que utilizan elementos artísticos porque usa los materiales, las técnicas, el proceso artístico y la obra en sí con fines terapéuticos. Busca rescatar el efecto sanador de la expresión artística. “Las técnicas de la terapia artística no se centran en el valor estético del trabajo, sino en el proceso terapéutico, considerando que todo individuo —tenga o no formación artística— posee la capacidad latente para proyectar sus conflictos internos por medio del arte”, puntualiza.

Cáncer y arte-terapia: bienestar a través de la creación

El valor terapéutico de las artes —tanto visual, musical como corporal— ha generado una alternativa en las áreas de la medicina, educación y servicio social. Actualmente se desarrolla hace más de 50 años en Estados Unidos, Inglaterra, España, Francia y Alemania, entre otros países. “Estados Unidos e Inglaterra son dos lugares que reconocen esta profesión como parte del campo de la salud y educación. Quizás porque es justamente a raíz de los centros de salud mental de post-guerra donde los médicos se dan cuenta que a los pacientes les beneficia pintar. En ese momento se comienza a investigar y dar valor al arte no solo en un aspecto recreativo, sino también como contribución al proceso terapéutico de pacientes psiquiátricos”, señala.

Además del Programa Camina Contigo de Consalud, otras instituciones que han abierto sus puertas y desarrollado programas de arte-terapia en Chile son la Teletón y la Fundación Arturo López Pérez en el contexto oncológico.

Claudia, ¿en el caso de pacientes con cáncer cuáles son sus efectos?

Durante mi carrera como arte-terapeuta tuve el honor de trabajar con el equipo que inició e implementó el programa Arte-Terapia y Salud en FALP y contribuir con un estudio que nos permitió evaluar cierta sintomatología en los pacientes, tanto hospitalizados ya que visitábamos cama a cama a las personas, como pacientes ambulatorios que participaban de un taller grupal de arte-terapia. Este estudio se realizó durante 3 meses y los resultados fueron muy interesantes, ya que daban indicios claros que el beneficio radica en disminuir la sensación de angustia, de dolor y contribuir a incrementar el bienestar general. Este estudio se presentó con el título “Finding new spaces for art: An art therapy program to improve quality of life of cancer patients in Chile”, en la XXIII Conferencia Anual Internacional “Arts & Health: A Global View” of Society for The Arts in Healthcare (Detroit, EE.UU., 2012).

¿Cuáles son los principales problemas que sufre una persona con cáncer?

Eso va a depender de la edad que tenga el paciente, porque claramente es distinto el caso de una persona mayor con hijos grandes, a un padre o madre con niños pequeños. Sin duda que se enfrenta a momentos de rabia, sensación de injusticia y de miedo, que más allá si es a la muerte o no, tiene que ver con lo que se deja acá: la familia, los hijos, las tareas pendientes. En algunos casos también está la culpa en relación a lo que hizo o no hizo para que esta enfermedad llegara. Pero he visto en muchos casos que esta vorágine de emociones llega a una calma y se abre un proceso potente de aprendizaje, de cambio, de aprovechar más el presente, de conectarse con la naturaleza y con los que se ama, y de darse el permiso para decir no o sí a lo que realmente se desea. Asimismo se abre el mundo espiritual. Y esto no tiene que ver con un dogma en especial, sino que la persona abre su conexión con el mundo sutil, en algunos casos para encontrar respuesta al porqué tiene cáncer y en otras para encontrar cierta tranquilidad y fe en cómo vivir el proceso.

Testimonio

“El cáncer es una enfermedad compleja, una especie de terremoto que remece toda la vida del afectado. No solo por la gravedad del diagnóstico, sino por los alcances que tiene y que significan perder la inocencia para enfrentar el día a día. Se instala la incertidumbre y un abanico de emociones, mientras enfrentamos el peregrinar médico, exámenes y tratamientos.

Cada quien trata de enfrentar el camino de la mejor forma posible, por uno mismo y por los seres que amamos. Esa es una característica que hermana a quienes hemos vivido este proceso. Y muchas veces al concentrarnos en la recuperación no logramos visualizar lo que ocurre en nuestro interior.

En ese tránsito se hacen fundamentales los espacios de participación como el concurso artístico del programa Camina Contigo de Consalud, una instancia que permite expresar y dar rienda suelta a ese cúmulo de emociones, sensaciones, miedos, esperanzas y aprendizajes, a través del lenguaje escrito o de los trazos de un dibujo o pintura.

Todo nuestro ser sana en la dimensión creativa. Podemos dejar atrás el dolor y los temores, permitir que se instalen los sueños y que de eso quede un testimonio, una voz que perdura. Un mensaje de color, de fuerza, que hace que todo valga la pena y hace posible seguir adelante. Podemos llamarlo arte-terapia, acogida, acompañamiento. Da lo mismo. Lo fundamental son sus inmensos resultados positivos para quienes participan y para sus seres queridos” (Orieta Collao).

 

Puedes ver

Energías limpias: el desafío del nuevo gobierno

Energías limpias: el desafío del nuevo gobierno

Las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) están teniendo gran auge en el país, el que ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *