Biodigestor doméstico convertirá residuos orgánicos en energía

Biodigestor doméstico convertirá residuos orgánicos en energía

 

Por: Cristina González. 

Muchas personas recordarán la escena de la película “Volver al futuro” donde el inventor usaba restos de vegetales sacados de la basura como combustible para el auto que viajaba en el tiempo. Aunque todavía no hemos llegado a instancias como esa, se ha avanzado cada día más en este tema gracias a la generación de biogás para otros usos. Una experiencia destacada que acerca esta tecnología al público común es el prototipo de biodigestor doméstico desarrollado por Claudia Pabon, académica e investigadora de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UAI y PhD en Ciencias Ambientales, Ecología y  Conservación de Recursos Wageningen University (Holanda).

Para la experta, el aumento en la generación de residuos, la creciente demanda energética y de fertilizantes, y los altos precios de los combustibles en Chile hacen necesaria la búsqueda de nuevas alternativas. “Siempre me ha inquietado la mala percepción que se tiene de los residuos y la poca aplicación de su valorización. Es por esto que enfoqué mis estudios doctorales a la digestión anaerobia. Esta permite producir biogás y digestado a partir de residuos orgánicos a diversas escalas”, señala.

A nivel urbano no existían opciones de esta tecnología que cumplieran con el requisito de ocupar poco espacio y ser amigables con el usuario. De aquí nace la idea de diseñar un biodigestor doméstico que utiliza tecnología de punta para disminuir el tamaño del sistema y facilitar su monitoreo. De este modo, se deja el valor del residuo en el usuario, generando conciencia ambiental y mayores tasas de separación in situ de los residuos al percibir los beneficios como propios.

¿Cómo actúa el biodigestor?

El biodigestor recibe los residuos orgánicos de una familia y en su interior bacterias anaerobias los transforman en biogás, un gas combustible rico en metano, y en digestado, un biofertilizante que contiene nutrientes como nitrógeno y fósforo en su estado mineralizado, es decir, un producto listo para ser absorbido por las plantas. Su diseño en dos etapas y de pequeña escala le brinda eficiencias volumétricas hasta tres veces mayores que los de una etapa. Además, el Compact2 integra mecanismos internos de mezcla, presurización del biogás, tratamiento del digestado y monitoreo a distancia que lo hacen único en su género.

¿Con qué tipo de residuos funciona?

Con todo tipo de residuos de alimentos, como cáscaras y pulpa de frutas y verduras. También alimentos cocinados y desechados como arroz y carne, entre otros.

El biogás que genera ¿de qué modo se puede utilizar?

El biogás es un combustible muy flexible que puede ser utilizado para cocinar, calentar agua, calefaccionar espacios e incluso como combustible vehicular y generación eléctrica. Para muchas de estas aplicaciones se requieren, sin embargo, grandes volúmenes de gas, así que a nivel de hogares —por los pequeños volúmenes que se manejan— puede ser utilizado solamente para cocinar o en lámparas de biogás.

¿Cualquier persona puede tener este biodigestor en casa?

El biodigestor requiere de un espacio de un 1 m2 para su instalación, así que puede ser instalado en un patio pequeño o balcón. A nivel de uso del gas suministramos cocinas a biogás para que el usuario no tenga que hacer cambios de configuración de su sistema.

Biodigestor doméstico convertirá residuos orgánicos en energía

¿Cuáles son los beneficios de cara a las personas, para pensar en adquirir este producto?

Compact2 es un biodigestor doméstico, compacto y sencillo de operar, atractivo para usuarios no especializados, con espacio disponible limitado, accesible económicamente y eficiente en su proceso.

Los beneficios son múltiples, tanto individuales como colectivos. A nivel individual, un hogar de 4 a 6 personas puede valorizar 1-2 kg de residuos orgánicos por día y generar biogás suficiente para cocinar 1 a 2 horas, ahorrando lo equivalente en combustibles. Asimismo, con el digestado resultante pueden fertilizar aproximadamente 6 m2 de huerto.

¿El producto está listo para comercializarse?

El producto se comercializará en verde a partir de marzo de este año y se espera distribuir las primeras unidades a partir de junio. El público puede acceder a más información y hacer sus compras a través de la página de Traesure: www.traesure.com/compact2

¿Es el primer prototipo en Chile o existen otras experiencias?

Este es el primer prototipo made in Chile. Existen otras alternativas en el mercado, pero se trata de biodigestores más grandes y que no manejan las innovaciones en materia de configuración, presurización y mezclado que aumentan la eficiencia de producción de biogás que presenta el Compact2.

¿Cuáles son los planes para 2017?

Durante el 2016 estuvimos trabajando en mejoras al diseño con apoyo del Programa Ingeniería 2030 de Corfo, adjudicado a la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez. En el 2017 estamos enfocados en la comercialización, producción e instalación de las primeras unidades del producto. Asimismo, estaremos poniendo a prueba el sistema de monitoreo remoto de los biodigestores, que es otra de las innovaciones que incorporamos a nuestro modelo de negocio.

Conciencia ambiental

Para Claudia Pabon, tanto en patrones de consumo individual como colectivo existen tendencias claras que indican mayor preocupación de los chilenos por los temas sustentables. Destaca, por ejemplo, la preferencia por alimentos más saludables y el uso de la bicicleta, que se ha incrementado notoriamente en los últimos años. “Evaluaciones de diversas empresas establecen que el 65% de los consumidores prefieren productos con atributos ambientales. A nivel de residuos, en el 2013 el MMA y Unilever indicaron que las familias chilenas reciclan 56% de sus botellas, 30% de Tetrapack, plásticos y papeles, y 14% de residuos orgánicos. Vemos que hay una tendencia clara, pero se necesitan alternativas amigables para que el reciclaje de orgánicos en el hogar sea una realidad más palpable”, explica.

Puedes ver

Empresas deben contribuir a una economía baja en carbono

Empresas deben contribuir a una economía baja en carbono

“Aunque habitualmente escuchamos noticias negativas respecto de los avances del calentamiento global y los estragos ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *