Banco Central proyecta crecimiento entre 2% y 3% para 2016

Banco Central proyecta crecimiento entre 2% y 3% para 2016

En el Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre el Banco Central de Chile proyectó hoy un crecimiento de 2,1% para el año 2015 y redujo la proyección de expansión para 2016 a un rango de entre 2% y 3%, el cual es inferior al previsto en el Informe de septiembre. A la vez, estima que la inflación se mantendrá por sobre 4% durante gran parte del próximo año, para finalizar dentro del rango de tolerancia y llegar a la meta de 3% en el horizonte de proyección, que es el cuarto trimestre del año 2017.

Este Informe y el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) fueron presentados hoy ante la Comisión de Hacienda del Senado reunida en Santiago por el presidente del Banco, Rodrigo Vergara, junto al vicepresidente Sebastián Claro; los consejeros Joaquín Vial, Pablo García y Mario Marcel y los gerentes de la División Estudios, Alberto Naudon, y División Política Financiera, Claudio Raddatz.

El último IPoM del año señala que la revisión del crecimiento se explica principalmente por el deterioro del escenario externo relevante para Chile y que este es un fenómeno común a las economías emergentes y exportadoras de materias primas, lo que a su vez se debe principalmente a la importante caída de los términos de intercambio y condiciones financieras externas menos favorables.

Agrega que en este contexto, la política monetaria seguirá siendo expansiva y que la política fiscal continuará aportando al crecimiento de la demanda interna, aunque con una intensidad menor que en el año 2015.

Respecto del año en curso, el Informe dice que en el tercer trimestre, el crecimiento de la actividad económica fue similar al de los trimestres previos, con lo que siguió aumentando entre 2 y 2,5% anual, pero con un deterioro mayor al anticipado en los sectores de recursos naturales, en particular la minería, por recortes de producción ante la baja del precio del cobre. Añade que aunque crecen a tasas reducidas, el desempeño del resto de los sectores es algo más favorable.

Inflación

Respecto de los supuestos de trabajo con los que se construye la proyección de inflación, el IPoM considera que si bien se ampliarán en el corto plazo, las holguras de capacidad se mantendrán acotadas y el tipo de cambio real tendrá una leve apreciación en el horizonte de proyección.

Como lo planteó en septiembre, el Consejo del Banco Central ya comenzó a retirar parte del estímulo monetario, llevando la Tasa de Política Monetaria (TPM) a 3,5%.

Como supuesto metodológico, el IPoM estima una trayectoria de la TPM similar a la que se deduce de las distintas medidas de expectativas que había al cierre estadístico del Informe.

Precio del cobre y del petróleo

El Informe entregado hoy por el Banco Central señala que tanto el cobre como el petróleo acumulan descensos en el año de alrededor de 30%. En el caso del cobre, se suma que la recomposición de la economía china continuará mermando la demanda del metal.

“Las proyecciones para el 2016 y 2017 se han reducido de manera importante, promediando US$2,25 (casi US$2,5 en septiembre). El precio del petróleo se situó por debajo de US$40 el barril al cierre de este IPoM. Esto reduce de forma importante sus perspectivas para los próximos dos años, a US$46 promedio el barril WTI y a US$48 el Brent (US$53 y 58 en septiembre, respectivamente)”, dice el Informe.

Escenario externo

También incluye un análisis del escenario externo, señalando que si bien la antesala del ajuste en la política monetaria de Estados Unidos provocó una volatilidad importante en los mercados financieros, una vez que se concretó, el anuncio fue recibido con tranquilidad.

Agrega que en América Latina, la mezcla de peores perspectivas económicas y factores idiosincráticos ha intensificado el aumento de los premios, pero que en Chile su magnitud ha sido más acotada.

Cuenta corriente

De acuerdo con lo que señala el IPoM, el deterioro del escenario externo tiene un efecto relevante en el mayor déficit de la cuenta corriente para el 2015 y el 2016: 1,7 y 2,6% del PIB, respectivamente (0,7 y 1,5% en septiembre). Agrega que esto se debe principalmente a la baja de los términos de intercambio, pero también a un menor volumen de exportaciones. Se suma este año un incremento mayor que lo previsto de las importaciones de bienes de capital, en particular de transporte.

Escenarios de riesgo

Como es habitual, el IPoM contiene un escenario de base para las proyecciones, pero también escenarios de riesgos, que son eventos cuya probable ocurrencia podrían modificar el panorama macroeconómico y la política monetaria.

En este caso, el Consejo estima que el balance de riesgos para la inflación está equilibrado y para la actividad está sesgado a la baja.

Dentro de estos riesgos menciona como una fuente importante el proceso de ajuste de tasas iniciado por la Reserva Federal de Estados Unidos, principalmente porque todavía hay diferencias entre lo que indican las expectativas del mercado y lo señalado por este organismo respecto de la velocidad de ese proceso y del nivel al que llegaría la tasa.

Otro riesgo externo es que si bien la probabilidad de un ajuste abrupto en China se ha reducido, persisten dudas sobre su contribución a la recuperación de la actividad global y al precio de las materias primas.

También menciona el Informe la compleja situación de Brasil y la necesidad de un mayor ajuste en algunas economías de América Latina.

En lo interno, señala que el hecho de que la inflación se haya mantenido alta por un tiempo prolongado, podría afectar su velocidad de convergencia a la meta. También advierte que las presiones inflacionarias podrían verse aminoradas por la caída del precio del petróleo y la menor inflación externa relevante para Chile.

Como riesgo de mediano plazo, menciona que no puede descartarse un ajuste significativo del empleo que reduzca el ritmo de crecimiento de los salarios, eleve el desempleo y afecte el gasto, lo que podría llevar a un desempeño de la actividad menor que el previsto en el escenario base.

Pero en contraste, no descarta el IPoM la posibilidad de que la recuperación de la actividad sea algo más rápida que lo previsto, si se mantiene la resiliencia del mercado laboral, permitiendo que los indicadores de confianza repunten a un ritmo mayor. Esto también podría suceder si la caída de los precios de los combustibles tiene un impacto mayor sobre el ingreso nacional.

Puedes ver

Estudio: Chilenos críticos, desconfiados y consumidores de redes sociales

Estudio: Chilenos críticos, desconfiados y consumidores de redes sociales

Los resultados del estudio Chilescopio en su versión 2017, investigación realizada por la consultora Visión ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *