Alimentos

Alimentos “sin sellos” se posicionan en el mercado

Poco a poco, la sociedad está declarando la guerra a la obesidad. Y es que la realidad de las cifras nos obliga a tomar conciencia del tema. Según la OMS, desde 1980 la obesidad se ha más que doblado en todo el mundo. En 2014, más de 1.900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales más de 600 millones eran obesos. En 2014, el 39% de las personas adultas de 18 o más años tenían sobrepeso, y el 13% eran obesas. En 2013, más de 42 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso.

Chile no escapa a esta realidad, obligando a las autoridades a realizar distintas campañas en pos de una nutrición más saludable y una vida más activa. Dentro de este marco nació la Nueva Ley de Etiquetado Nutricional, cuyo objetivo es guiar a la población para que prefiera alimentos más sanos, mejore su salud y prevenga la obesidad.

Desde el 27 de junio pasado, la industria alimenticia debió adaptarse a nuevas reglas. Hoy podemos ver en las góndolas de los supermercados etiquetas con información más clara y comprensible por medio de un sello negro de advertencia “ALTO EN”, que indica que ese alimento está adicionado con sodio, grasas saturadas o azúcares, y que supera los límites establecidos por el MINSAL para esos nutrientes o calorías. Mediante esos sellos, queda claro que consumir en exceso tal o cual alimento puede generar daños a nuestra salud. Por ello, el llamado final del Ministerio de Salud es: “Prefiera alimentos con menos sellos… y si no tienen, mejor”.

Negocios con buen horizonte

Aunque hay cierta discrepancia entre quienes piensan que la existencia de sellos negros no cambiará los hábitos de las personas y quienes sí creen que tendrá un efecto poderoso, lo cierto es que basta mirar con atención a los consumidores en las góndolas para darse cuenta que hoy hacen algo que nunca hicieron antes: mirar las etiquetas y los envases. Este cambio de conducta se da sobre todo en adultos jóvenes que se convirtieron en padres y que desean darle una alimentación de calidad a sus hijos. También en aquellas personas que han ido transformando su despensa prefiriendo alimentos más naturales, libres de preservantes y conservantes. Y es que no son pocos los que desconfían que la alimentación ultraprocesada ha sido la causante de los aumentos de cánceres, alergias e intolerancias, entre otras cosas.

Hay empresas que decidieron partir con el pie derecho frente a la puesta en marcha del nuevo etiquetado. Optaron por ofrecer productos 100% naturales desde un origen como parte de su negocio o bien adaptaron sus procesos de fabricación para no arriesgarse a llevar sello. Tal es su orgullo que, incluso, han aprovechado las ventanas de la publicidad para dirigirse a su público y destacar sus cualidades “sin sello” en pro de una alimentación más saludable y sustentable.

Un ejemplo destacado es Minuto Verde, hortalizas y frutas 100% naturales sin conservantes ni preservantes. De acuerdo a Paula Álvarez, gerente comercial de la marca, la decisión de no agregar nada a sus productos partió desde el inicio. Gracias a un proceso de congelación ultra-rápido, diferente al de la casa, se congela de manera independiente y rápida uno a uno los granos de las hortalizas y frutas, conservando sus características 100% naturales.

“Sin duda, la alimentación saludable es un deber nacional. Los índices de sobrepeso, obesidad y enfermedades asociadas nos obliga a seguir buscando alternativas y estímulos para comer sano, pero que no sea más caro ni tampoco más complejo. Además, cada día el consumidor está más consciente de lo que compra y ahora elige fijándose un poco más en la información nutricional o en los sellos negros, lo que esperamos  ayudará a disminuir las tasas negativas”, destaca Álvarez.

Alimentos "sin sellos" se posicionan en el mercado

El público ha recibido de buena forma los productos Minuto Verde, siendo las variedades más demandadas el choclo grano, primavera de verduras, arvejas, habas y porotos verdes. Existen otras innovaciones como zapallo, dientes de ajo y sofrito que han tenido también muy buena recepción por los consumidores, ya que les facilita la vida a la hora de cocinar.

Otro alimento que presenta un envase cien por ciento libre de sellos negros es el snack Isofrut, una opción muy interesante para los padres que buscan buenas colaciones para sus hijos y que se decepcionaron de productos que antes creían saludables, como las barritas y algunos tipos de cereales. Luis Fernando Pacheco, gerente general de SouthAm Freeze Dry —empresa fabricante de Isofrut— destaca con orgullo que desde el inicio se plantearon producir bajo procesos nutricionalmente responsables. Pero esto forma parte de un grupo de valores corporativos que definen a su empresa: comercio justo con proveedores, eficiencia energética para reducir la emisión de carbono en procesos, selección de recursos humanos para favorecer la contratación local de la comunidad en la cual la planta está inserta (Buin) y acciones de compromiso y retorno con la misma comunidad (apertura de puntos de internet gratuito para los vecinos).

Cabe destacar que el snack Isofrut es fruta liofilizada presente en 5 variedades: manzana, frutilla-plátano, piña, piña-uva y berry mix (próximamente mango). No posee ningún tipo de aditivos artificiales, ofreciendo 100% pura fruta en un formato ideal para la casa, el trabajo o el colegio.

“Creamos nuestra empresa productora de alimentos liofilizados en 2004. Fuimos pioneros en la producción en Chile bajo esta técnica y nos mantenemos como la mayor productora del país, exportando a mercados tan diversos como Estados Unidos o Corea, a los cuales se envía producto mayormente a granel, además de polvos nutracéuticos hechos en base a frutas liofilizadas. Isofrut nace en 2012, justamente para abrir y acercar la oferta al mercado nacional. Y es que de acuerdo a nuestra experiencia internacional, el consumo de productos liofilizados era una tendencia creciente dentro de una corriente relacionada con la alimentación saludable y funcional”, señala el ejecutivo.

Alimentos "sin sellos" se posicionan en el mercado

Para Luis Fernando Pacheco, Isofrut significa no solo tener un producto que cumple con las exigencias de la Nueva Ley de Etiquetado, sino que consideraron y diseñaron la línea de productos buscando como objetivo superar esa exigencia. Tenían claridad respecto de que la tecnología de liofilizado les brindaba una clara ventaja, ya que la esencia de ésta es preservar y concentrar las características organolépticas de la fruta y, más aún, las texturas y crocancia que logran en cada uno de sus productos. “La inversión que hicimos para implementar la tecnología necesaria para producir alimentos liofilizados superó los US$10 millones, considerando no sólo activos fijos industriales, sino que los costos propios de la curva de aprendizaje, ya que como comentaba anteriormente SouthAm Freeze Dry es la única planta de liofilización que existe en el país y tuvimos que aprender desde cero, lo que implica el comportamiento de las distintas frutas a los distintos procesos, su rendimiento hasta el producto terminado y principalmente acertar en el gusto del consumidor”, comenta.

Como estas empresas, en el mercado ya se está tomando nota de que hay que “cambiar” para permanecer. De lo contrario, podrían perder la preferencia de los consumidores que buscan alimentarse cada vez mejor y más sano.

¿Qué significa “alto en” en Chile?

Todos los alimentos denominados “altos en” son los definidos por el MINSAL después de varios estudios, donde concluyeron el efecto dañino para la salud del exceso de azúcares, grasas saturadas, sodio y calorías y teniendo en cuenta el contenido nutricional que tienen los alimentos de forma natural.

¿Por qué se establecieron límites por 100 gr/ml?

Porque era importante conocer realmente la calidad nutricional de los alimentos que los niños y los chilenos en general estaban consumiendo, y al medir los nutrientes en 100 gr/ml se pudo observar la esencia del alimento en sí.
Cada alimento de buena calidad nutricional, tiene que tener menos calorías, azúcares, grasas saturadas y sodio, por lo tanto debieran ser de fuente natural libre de preservantes y no ser procesados.
De esta manera será más fácil distinguir aquellos alimentos de mejor calidad nutricional según las normas del MINSAL y siguiendo la recomendaciones que indican, preferir alimentos sin sellos o con los menos sellos de advertencia.

¿Son realmente efectivos los sellos de advertencia?

Los sellos de advertencia no aseguran una clara y visible información nutricional respecto a los alimentos que vayamos a ingerir, facilitan si, la decisión que tengamos al momento de comprarlos. Estos no nos prohíben consumir dichos alimentos, si nos invitan a realizar cambios graduales en la alimentación diaria dando preferencia a alimentos sin sellos o con menos sellos.

Alimentos libre de sellos ¿Son mejores?

Que los alimentos no lleven sellos no los hacen mejores, solo son alimentos que no se les ha agregado o se disminuyó la dosis de sodio, azúcares o grasas saturadas en su elaboración. Por este motivo se llama a consumir preferentemente este tipo de productos que nos ayudan a cuidar nuestra salud como los alimentos a granel, es decir, alimentos que no han sido envasados y vienen de la fuente de origen.
Muchos alimentos como los productos Soprole (u otros del mercado) están libres de sellos por adecuarse a las normas que el MINSAL dispuso, esto quiere decir que desde que fueron elaborados las dosis de azúcar, sodio y/o grasas saturadas fueron reducidas o sustituidas con algún aditivo no dañino para la salud.

Alimentos "sin sellos" se posicionan en el mercado
Fuente tabla: Minsal.

 

Puedes ver

Aguas Andinas apuesta por las energías renovables

Aguas Andinas apuesta por las energías renovables

Aguas Andinas dio un nuevo paso hacia la meta de la emisión cero con su ...

2 Comentario

  1. Interezante y muy acertada, sobre todo informa al resto del mundo dichas publicidad, cada vez ma frecuente, en la globalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *