Magallanes y Los Lagos realizan estudio sobre la trucha de arroyo

Magallanes y Los Lagos realizan estudio sobre la trucha de arroyo

“Tradicionalmente, la pesca recreativa en Chile ha estado enfocada en la trucha café, que es la más conocida y la que más interesa pescar. Pero existen otras especies de salmónidos que incluso hay aquí, en los ríos y lagos de las regiones más australes, que no se conocen tanto y, entre esas, está la trucha de arroyo”, explica el académico e investigador de la Universidad de Magallanes, Pablo Gallardo.

El científico lleva adelante un  proyecto referido a la trucha de arroyo (Salvelinus fontinalis), el que empezó a ejecutar en enero con recursos del  Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef), junto a colegas de la Universidad de Los Lagos y el apoyo de la subsecretaría de Pesca y Acuicultura.

Se trata de una iniciativa de estudio que apuesta por el desarrollo del turismo en ambas regiones, explicó el profesional. “Lo que el proyecto persigue es tratar de capitalizar todo ese valor que tenemos con esta trucha y presentarlo como un nuevo producto turístico. No mucha gente sabe que existe, qué características tiene y aquí, en Punta Arenas, por ejemplo, todo el mundo va a la Laguna Parrillar, prácticamente, una reserva genética de esa especie aquí en la región”, dijo, haciendo hincapié en que tiene el potencial de habitar pequeños ríos y arroyos de altura que marcan la diferencia en la práctica recreativa de un pescador profesional, sobre todo de aquellos que provienen de Norteamérica, desde donde es nativa esta especie.

Objetivos específicos

El plan de trabajo tendrá una duración de 24 meses, enfocándose en registrar los parámetros biológicos de estos peces y monitorear su dinámica poblacional para conocer su comportamiento.

Gallardo dijo que el primer objetivo que guiará estas acciones será evaluar el efecto de las medidas administrativas impuestas por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, que establecen la condición de permitir la captura solo con pesca de devolución, dado la baja experimentada en los rangos de talla.

“Aquí en Magallanes, instalamos una trampa en Laguna Parrillar a través de la cual veremos cómo está la población, es decir, cuántos machos y hembras hay, cuál es su talla, cuál es su índice de reproducción, etc., datos que compararemos con la situación anterior a que dictaminaran la norma. Con eso, vamos a poder decir si, efectivamente, esa norma surtió algún efecto o no”, recalcó.

Otra de las acciones consistirá en implementar un sistema de evaluación poblacional en base a la liberación de peces marcados, monitoreo con radiofrecuencia y recaptura con trampa no invasiva, como una herramienta de apoyo a la gestión de la pesquería de Salvelinus fontinalis.

Por último, se evaluará el crecimiento y supervivencia de las especies salvajes de baja talla a través del desarrollo de Cotos de Pesca, que son pozas de agua creadas a partir de cursos naturales en fundos o estancias particulares. Esto, para el investigador, “es un aspecto bastante interesante de desarrollar si uno piensa en lo que es la conservación de las especies y el desarrollo del turismo, porque muchas veces puedes ir a un lugar y no pescar nada; aquí, en cambio, está asegurada la pesca”. Pruebas experimentales se realizarán en los terrenos de dos empresarios de Magallanes interesados en ver cómo funciona el mecanismo y si sus fundos son aptos para su implementación.

Los resultados de este estudio serán un insumo importante para los Consejos de Pesca Recreativa de cada región, los que velan por un desarrollo sustentable de esta actividad recreativa.

 

Puedes ver

Preocupa crecimiento explosivo de residuos electrónicos

Preocupa crecimiento explosivo de residuos electrónicos

¿Qué le pasa a un computador o un refrigerador cuando dejan de funcionar? ¿Adónde van ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *