Líderes mundiales buscan encarecer la contaminación por carbono

Cada vez toma mayor fuerza la idea de encarecer la contaminación por carbono para incentivar una economía más “verde” y baja en emisiones. Esta semana, de hecho, se formalizó una alianza sin precedentes de líderes mundiales denominada “Panel de Fijación del Precio del Carbono”, a la cual se sumó la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

La instancia también la integran la canciller alemana Angela Merkel; el presidente francés, François Hollande; el presidente de México, Enrique Peña Nieto, entre otras personalidades.

El grupo fue convocado por Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial, y Christine Lagarde, directora gerente del FMI, para impulsar medidas más rápidas y profundas antes de las negociaciones en la Cumbre del Clima de París (COP21) hacia fines de año.

“Nunca antes había existido un movimiento mundial, de este nivel y con este grado de consenso, encaminado a poner precio al carbono. Representa un punto de inflexión, ya que del debate sobre los sistemas económicos necesarios para un crecimiento con bajos niveles de carbono se pasará a la ejecución de políticas y mecanismos de determinación de precios que se traduzcan en creación de empleo, crecimiento limpio y prosperidad”, dijo Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial.

En todo el mundo, alrededor de 40 naciones y 23 ciudades, Estados y regiones han puesto o van a poner precios al carbono mediante programas y mecanismos que abarcan aproximadamente el 12% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. El número de instrumentos de fijación de precios del carbono creados o previstos casi se ha duplicado desde 2012 y ha llegado a un valor total de mercado de unos US$ 50.000 millones.

Impuestos ambientales en Chile

“En Chile creemos en el principio del que contamina paga”, dijo la presidenta Bachelet. “Hemos promulgado impuestos ambientales a nuestro transporte y al sector de energía. Ambos impuestos serán fundamentales para generar energías más limpias y autos más eficientes, lo que repercutirá en un aire más limpio y un clima más seguro. Los ingresos generados por este impuestos van a financiar nuestra reforma educativa”.

Chile ha aprobado un impuesto sobre el carbono que comenzará a aplicarse en 2018, lo que lo convierte en el primer país de América del Sur en poner un impuesto a las emisiones de dióxido de carbono. El impuesto se aplica a una tasa de US$ 5 la tonelada de CO2, producida por las centrales eléctricas que tenga una capacidad de 50 megawatts o más.

En la Contribución Nacional (INDC) presentada por Chile antes de las conversaciones sobre el clima en París, en tanto, el país se comprometió a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 30% por debajo de los niveles de 2007 para el año 2020.

 

 

 

Puedes ver

Expertos analizarán rentabilidad de biogás en Puerto Varas

Expertos analizarán rentabilidad de biogás en Puerto Varas

¿Es rentable la producción de energía a partir de residuos? Esta es la pregunta clave ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *