La chilena que caza meteoritos

La chilena que caza meteoritos

 

Por: Sergio Millaleo. 

Hace unas semanas los habitantes de Temuco y Pucón tuvieron un despertar fuera de lo común luego de escuchar un fuerte estruendo. Muchos especialistas se inclinaron por la hipótesis de un meteorito explotando tras chocar con la atmósfera, debido a la presencia de una lluvia de meteoritos que está circulando cerca de la Tierra.

Lo cierto es que estos temas son poco habituales en nuestro país. De hecho no se conoce mayormente si existen equipos de científicos dedicados a investigar estos cuerpos celestes. Sin embargo, existe una geóloga en Chile que lleva 10 años estudiándolos, Millarca Valenzuela, quien ha realizado diferentes expediciones junto a su equipo de trabajo al desierto de Atacama encontrando más de 500 ejemplares, una de las colecciones más grandes de América del Sur.

La geóloga de la Universidad Católica es clara al decir que faltan antecedentes para saber con certeza lo ocurrido en Temuco. Pero añade que Chile tiene ventajas comparativas a la hora de estudiar y buscar meteoritos.

Sustempo conversó con ella para conocer detalles de su trabajo y del llamado proyecto Chacana.

¿A qué se debe la luminosidad y ruido de los meteoritos cuando chocan con la Tierra?

Viajan a velocidades supersónicas, y al encontrarse con la atmósfera se produce un fuerte roce que eleva las temperaturas hasta 2.000°C, fusionando parte de la superficie de la roca y generando entonces emisión de fotones. La compresión de la atmósfera también es la causante de los estallidos sónicos.

¿De qué están hechos los meteoritos?

Silicatos de hierro y magnesio predominantemente (olivinos y piroxenos), además de metales de hierro y níquel y sulfuros de hierro (kamacita, taenita y troilita).

¿Existen zonas del planeta que presenten más riesgo para la caída de meteoritos, o es algo al azar?

La caída es aleatoria en toda la Tierra, pero se acumulan en lugares con escasez de agua líquida como los desiertos.

¿Qué nos habla la historia respecto a la caída de meteoritos en Chile?

Hay trabajos históricos realizados en el inicio de nuestra república por dos grandes naturalistas, Ignacio Domeyko y Rodulfo Philipi, de sus viajes al desierto de Atacama y el encuentro con meteoritos únicos como fueron Imilac y Vaca Muerta, descubiertos en 1820 y 1860 aproximadamente por pirquineros.

Luego hubo un periodo con algunos hallazgos fortuitos al buscar minerales en el desierto. Pero solo en los años 90 se retoma la búsqueda de meteoritos a cargo de buscadores privados como los hermanos Martínez, en el norte, redescubriendo masas mayores de meteoritos antiguos y muchos nuevos.

El geólogo Carlos Roeschmann, en algún momento director del laboratorio de Sernageomin, por interés personal continuó coleccionando y estudiando meteoritos. Debido a su gran amor por estas rocas comenzó a impartir un electivo sobre ellas y otro sobre geología planetaria en el Departamento de Geología de la Universidad de Chile, donde yo lo conocí y lo tomé como mentor.

A partir de 2003, y por el desarrollo de la primera tesis sobre meteoritos en el país, retomé la búsqueda de meteoritos desde un punto de vista científico, generando alianzas estratégicas para comenzar lentamente a hacer crecer la colección de meteoritos chilenos y hacer algunos descubrimientos importantes. Por ejemplo, la concentración de meteoritos por km2 en el desierto puede llegar a estar 100 veces sobre el promedio mundial para desiertos calientes.

Actualmente hay algunos estudiantes formándose en esta disciplina conmigo, por lo que creo logrará desarrollarse en el transcurso de los años.

La chilena que caza meteoritos

De acuerdo a tu experiencia, ¿existe una preparación a nivel mundial para hacer frente a objetos espaciales de características peligrosas?

Antes que todo es importante aclarar conceptos para no confundirse. Meteorito es la roca que ya cayó en la Tierra. Meteoroide es la que está volando en el espacio y pasa a llamarse asteroide si es más grande. Lo que es peligroso es que caiga un meteoroide de más de 20-25 metros de diámetro, ya que la atmósfera no lo frena del todo y puede ocasionar estampido sónico y caída de rocas espaciales que pueden ser de considerable tamaño (Chelyabinsk en Rusia, 2013). De ahí para arriba escalamos en mayores liberaciones de energía que pueden ser como una bomba. El extremo que conocemos es el impacto de un asteroide de 10 km de diámetro en la península de Yucatán hace 65 millones de años atrás, que provocó la extinción del 75% de toda la biomasa.

La preparación para este tipo de objetos sí existe, pero los que pueden detectarse tienen diámetros de más de 100 metros. Así que hay un rango de diámetro que no es posible descubrir hasta que ya está muy cerca.

¿Cómo se gestó el proyecto Chacana y en qué etapa se encuentra actualmente?

El proyecto fue inspirado por otras iniciativas de monitoreo de bólidos tanto en Francia, EE.UU. y Australia, luego de darnos cuenta que Chile tiene ventajas comparativas con respecto a estos países para la recuperación de posibles meteoritos sobrevivientes al paso por la atmósfera en el desierto de Atacama.

En 2016 presenté el proyecto a algunos astrónomos de la PUC y el profesor Leonardo Vanzi donó 2 cámaras All-Sky compradas a la empresa Obstech, que es un spin-off de la PUC, con lo cual el team se conformó entre gente del centro de Astro-Ingeniería UC y Obstech.

Actualmente se está desarrollando el software que permitirá discriminar los meteoros, y posteriormente calcular su trayectoria de caída y la órbita pre-atmosférica del meteoroide.

Se han hecho pruebas en los observatorios El Sauce y Gémini.

¿Qué se viene de aquí en adelante?

La etapa de prueba una vez que el software esté listo, para seguir a la etapa de expansión de la red: primero en el norte de Chile, luego en el centro y luego en el sur, dependiendo de los fondos que consigamos.

En meteoritos es importante que se apruebe la propuesta de ley para su protección, dado que somos ahora un objetivo para muchos buscadores foráneos científicos y no científicos. Es primordial proteger este patrimonio de la humanidad y promover el uso científico del material.

Muchos estudios ya están en marcha con los meteoritos chilenos, los que van desde lo básico que es la clasificación, hasta el estudio de procesos que ocurrieron en etapas tempranas de formación del sistema solar. E incluso el estudio del origen de la vida, lo cual se abordará próximamente en la conferencia internacional Astrobiology 2017 que se desarrollará a fines de noviembre en Coyhaique.

 

Más información:

-http://www.iniciativamilenio.cl/cientificos-nacionales-crean-red-de-camaras-para-la-deteccion-de-meteoros-y-caza-de-meteoritos-que-caen-en-territorio-nacional/

-http://astrobiology2017.org/topics-infographic/

 

 

 

Puedes ver

Crean Comisión Asesora Presidencial Permanente de Cambio Climático

Crean Comisión Asesora Presidencial Permanente de Cambio Climático

Mediante la firma de un decreto supremo se creó hoy la Comisión Asesora Presidencial Permanente ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *