Greenlab: los guardianes sureños del medio ambiente

Greenlab: los guardianes sureños del medio ambiente

 

Por: Sergio Millaleo.

La región de Los Lagos tiene algunos de los más bellos paisajes de Chile. Volcanes, lagos y una rica flora y fauna son parte de un ecosistema que, sin duda, requiere políticas de protección para preservarse. Por ejemplo, en materia de turismo —actividad económica fuerte en la zona— existe un gran porcentaje de sellos de sustentabilidad turística, lo que muestra que las cosas se están haciendo bien en ese ámbito. Pero es importante que tanto los habitantes, los empresarios, las organizaciones y el gobierno regional “remen para un mismo lado”.

Greenlab es una ONG que decidió poner manos a la obra en materia medioambiental. Uno de sus principales desafíos es desarrollar iniciativas enfocadas en la protección y valoración del patrimonio natural e integración comunitaria al medio, a través de proyectos de educación ambiental.

Sustempo conversó con los integrantes del directorio —Natalia Reyes, David Saavedra, Sebastián Gallardo y María Inés Valderas—, quienes explican que el origen de esta ONG se remonta a un voluntariado del Injuv en convenio con Conaf llamado “Vive tus parques”. Este programa fomenta la participación de jóvenes en trabajos de conservación de Áreas Silvestres Protegidas de nuestro país y busca generar un compromiso de parte de los jóvenes con el medio ambiente. “La idea de Greenlab es que este tipo de intervenciones puedan ser replicadas durante todo el año. Para la conservación y la puesta en valor de las Áreas Silvestres Protegidas es necesario un trabajo continuo y la participación activa de las personas que conviven a diario con parques y reservas”, destacan.

¿Cómo describirían el trabajo de Greenlab?

Creemos que la educación medioambiental es fundamental para incentivar y generar conciencia del cuidado del entorno. Gran parte de nuestro trabajo consiste en entregar información, generar instancias de participación e involucrar a las entidades relacionadas con la protección del medio ambiente. Realizamos charlas, jornadas de capacitación, voluntariados y campañas que han ayudado a difundir nuestro mensaje.

¿Qué acciones concretas han ejecutado?

En un comienzo realizamos charlas a alumnos de enseñanza básica acerca del reciclaje y su importancia para el cuidado del medio ambiente. También ejecutamos el proyecto “Rutas Limpias”, que fue posible gracias al fondo REDUCE+ gestionado por WWF Chile. Consistió en una campaña mediática sobre el problema de los microbasurales existentes a lo largo de la ruta CH-215, que atraviesa directamente el Parque Nacional Puyehue, para crear conciencia en el público itinerante, ya que es la ruta principal que conecta Argentina y Chile en la Región de Los Lagos por el paso Cardenal Samoré. Además, se realizaron charlas y talleres a la comunidad aledaña y se realizó una jornada de limpieza en la ruta que significó la eliminación de microbasurales muy dañinos.

Greenlab: los guardianes sureños del medio ambiente

¿Cuáles son los perjuicios de estos microbasurales?

Estos basurales generados por la acumulación de desechos que las personas arrojan al camino afectan de manera directa a la flora y fauna nativa y aledaña a la ruta. El hecho de presenciar en directo a animales nativos hurgando en la basura nos motivó a realizar esta campaña, puesto que el contenido resulta perjudicial para su salud, así como para la flora que rodea el lugar. Además, estos basurales facilitan la aparición de plagas de roedores que traen consigo el temido virus hanta. Además, como son muy fáciles de detectar, representan una muy mala imagen de sitios turísticos con postales únicas y paisajes de una belleza incomparable.

¿Cómo es la realidad que observan, en general, en las rutas chilenas respecto a la basura?

Sin duda el desarrollo y crecimiento de nuestra conectividad ha generado grandes beneficios así como también grandes problemáticas. Una de estas es la proliferación de microbasurales. Es un gran desafío generar herramientas de educación ambiental y reducción de residuos en torno a nuestras rutas a lo largo del país. Esperamos que esta problemática no siga en aumento y cambie en el tiempo, con una correcta gestión de residuos impulsada por todos, no solo por quienes transitan sino por los actores involucrados en diferentes áreas.

Antiguamente los viajeros paraban a la orilla de la carretera y dejaban numerosos desperdicios. ¿Creen que eso ha mejorado gracias a la presencia de bencineras con servicios?

Puede que una parte se haya resuelto con la llegada de las bencineras, pero debemos recordar que también existen caminos en los cuales no existe aún la forma de tratar correctamente esta problemática. Un ejemplo de ello son los pasos fronterizos, que tienen grandes problemas con el manejo de residuos del público itinerante.

Greenlab: los guardianes sureños del medio ambiente

¿Cuál es la visión de ustedes respecto al reciclaje en Chile?

Es muy importante aclarar que el reciclaje es el último paso en la cadena de valoración de residuos. Y es precisamente eso lo que falta. Los chilenos utilizamos mucho la palabra reciclaje, pero nos olvidamos que antes está la prevención o reducción, o sea, el momento en que evitamos adquirir algo que inevitablemente se va a convertir en residuo. Si ya fue adquirido, está la reutilización o cómo volvemos a darle valor y utilidad a algo para que no termine convirtiéndose en basura. Al final del proceso está el reciclaje, donde volvemos a reinsertar las materias primas y donde el buen manejo de residuos se vincula directamente con el concepto de economía circular, propiciando un desarrollo económico más sustentable.

Lo que hace mucha falta es realizar educación ambiental en torno al correcto manejo de residuos de manera transversal y no únicamente a los niños. Somos los adultos los que elegimos los productos cuyos envoltorios van a terminar a la basura y los que nos desligamos del problema al momento de llegar el camión recolector, sin pensar mucho adónde irán a parar o si contaminarán algún lugar.

De todas formas, la culpa no es siempre del consumidor, sino que hay serios problemas de diseño de los mismos productos. Ejemplo de aquello serían los vasos de café y las cucharas plásticas, diseñadas para usarse solo una vez y convertirse automáticamente en residuos descartables.

Ahora, con la Ley de Reciclaje, se da un paso gigantesco en esta área a nivel país, pero falta mucha regulación todavía.

¿Con quiénes se apoyan para realizar su trabajo?

El motor de nuestra organización son los voluntarios, quienes participan de manera entusiasta con la convicción de ser un aporte a la conservación y protección de las Áreas Silvestres, sin importar fechas ni inclemencias del tiempo.

Además, contamos con el apoyo de Conaf Región de Los Lagos, en especial de los guarda-parques del Parque Nacional Puyehue y Parque Nacional Alerce Andino.

Algunas organizaciones nos brindan su motivación y buena onda desinteresadamente, como es el caso de Cerro Arriba.

Greenlab: los guardianes sureños del medio ambiente

¿Conocen alguna experiencia en el exterior que sea digna de imitar en cuanto a basurales?

Todos sabemos que la forma más eficaz de solucionar un problema es hacerlo de raíz. El tema no es encontrar una manera más eficiente de limpiar las rutas, pues la idea es que no exista nada que recoger. Es por eso que se dice que el mejor residuo es el que no existe. Y en relación a eso, en 1990 el Consejo Canadiense de Ministros de Medio Ambiente estableció el National Packaging Protocol o Protocolo Nacional de Embalajes, creado para reducir los residuos de empaques a la mitad para el año 2000 y evitar el colapso de los vertederos a nivel nacional. Y a través de medidas tanto voluntarias como obligatorias los objetivos fueron alcanzados mucho antes de la fecha límite.

Eso es lo que hoy, 27 años después, viene a prometer la nueva Ley de Reciclaje, cuyos primeros resultados esperamos que puedan verse pronto aunque sabemos que queda un largo camino por recorrer. De todas formas invitamos a todos a informarse en qué consiste la ley, cómo nos influye y qué podemos hacer nosotros mismos para promover un buen manejo de residuos en nuestras comunidades.

¿Qué novedades se vienen en los meses próximos para Greenlab?

Esperamos poder seguir ampliando nuestras redes de colaboración con otras organizaciones con el objetivo de poder abarcar más problemáticas medioambientales en diversos lugares. También poder realizar más actividades de voluntariado en las Áreas Silvestres Protegidas dentro de nuestra región, ya que hemos visto una gran motivación de las personas y principalmente de los jóvenes.

 

Puedes ver

Crean Comisión Asesora Presidencial Permanente de Cambio Climático

Crean Comisión Asesora Presidencial Permanente de Cambio Climático

Mediante la firma de un decreto supremo se creó hoy la Comisión Asesora Presidencial Permanente ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *