Embarcaciones siguen varadas en Coquimbo

Embarcaciones siguen varadas en Coquimbo

Ocho grandes embarcaciones que fueron arrastradas por la fuerza del mar -tras el reciente tsunami- permanecen sobre la costanera en Coquimbo. Cuatro de ellas, Polux, Lonquimay, Isla Picton e Isla Orca, pertenecen a integrantes de la Asociación de Industriales Pesqueros de la Cuarta Región, AIP, gremio asociado a la Sociedad Nacional de Pesca, Sonapesca. Sus esloras son del orden de 22 metros y el peso de cada una bordea las 200 toneladas.

Estas naves crustaceras (excepto Polux, que captura pez espada), abastecen cuatro plantas industriales elaboradoras de productos del mar localizadas en la comuna de Coquimbo: Bracpesca, Antartic Seafoods, Rymar y Guidomar, todas integrantes de la AIP. Hay otras seis plantas mipymes afectadas.

Otros cuatro barcos varados en tierra son artesanales: Trauwün I, Teresita, Teresita II y Boni Mauri .

La mayor parte de las embarcaciones requerirá de ajustes y de reparación o reemplazos  de timones, hélices, tuberías hidráulicas, ánodos, etc.

Medidas urgentes

El presidente de la Sonapesca,  Francisco Orrego, destacó que el gobierno se desplegó en la región desde el primer momento a través de la presencia de autoridades ministeriales y regionales. Actualmente, los esfuerzos de los ministerios y del gobierno regional están centrados en tres frentes para apoyar la pronta puesta en marcha y solucionar los inconvenientes tanto para la pesca artesanal como industrial.

“Las embarcaciones, que como dijimos tienen un peso de 200 toneladas cada una, serán trasladadas al mar por grúas apropiadas cuya disponibilidad y aporte está siendo coordinado por el gobierno regional, con conjunto con la AIP. Varias empresas privadas han manifestado su interés en colaborar, por lo que esperamos que eso ocurra lo más pronto posible”, dijo Orrego.

Finalmente, informó que la empresa Orizon, perteneciente al gremio Asipac y a Sonapesca, ha facilitado sus instalaciones portuarias para permitir el desembarque transitorio de productos pesqueros. La empresa se ha puesto a disposición de la Subsecretaría de Pesca para determinar qué otras medidas o acciones de apoyo se podrían implementar en la zona.  “La reacción de las empresas de la zona para ayudar a los pesqueros afectados ha sido espontánea y oportuna”, concluyó Orrego.

 

 

 

 

 

Puedes ver

Estudio: Chilenos críticos, desconfiados y consumidores de redes sociales

Estudio: Chilenos críticos, desconfiados y consumidores de redes sociales

Los resultados del estudio Chilescopio en su versión 2017, investigación realizada por la consultora Visión ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *