ANIR: “Modelo actual de rellenos sanitarios y vertederos en Chile debe reformularse”

ANIR: “Modelo actual de rellenos sanitarios y vertederos en Chile debe reformularse”

Por Felipe Ainzúa Larrañaga.- La crisis ambiental que provocó en la Región Metropolitana el reciente incendio del relleno sanitario Santa Marta del Consorcio del mismo nombre –al que poco después se sumó el de Lomas Los Colorados de KDM-, puso en duda la capacidad de estas instalaciones para controlar los riesgos inherentes a la disposición final de residuos sólidos. Algo que de ninguna manera ayuda a cambiar la negativa percepción de la ciudadanía sobre estos proyectos, que los rechaza a priori cuando se emplazan en las cercanías de su territorio.

Comparados con los tristemente célebres vertederos, en teoría los rellenos sanitarios representan una generación superior, dado que implican una mayor profesionalización del proceso y el uso de tecnologías para abordar el cuidado del medio ambiente, en aspectos tan sensibles como el manejo de los líquidos percolados, gases u olores. Pero en la práctica no siempre han cumplido con lo que prometieron cuando se les otorgó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA). Por ejemplo, Santa Marta acumula un historial de sanciones o multas por incumplimientos ambientales.

Al parecer, los rellenos sanitarios que han ido reemplazando a los vertederos tampoco son una solución suficiente para resolver el problema global de los residuos en el país.

El gerente general de la Asociación Nacional de la Industrial del Reciclaje, ANIR, Alejandro Navech, sostiene que “el modelo actual de rellenos sanitarios y vertederos en Chile debe reformularse”. Detalla que si los rellenos sanitarios recibieran mayoritariamente material orgánico podrían hacer proyectos más sustentables (de biogás, por ejemplo). Además, se disminuiría la presión por crear vertederos con la implicancias geográficas, demográficas y la resistencia lógica de las comunidades.

De acuerdo al ejecutivo, disponer una variedad de desechos en un cierto lugar como concepto “es un modelo colapsado y al límite de su capacidad de funcionamiento”, además de que estas instalaciones no cuentan con la fiscalización suficiente.

Plantea que la presión por disponer basura es tal “que estos modelos de acumulación han comenzado a aceptar incluso lo prohibido, siendo que hay veces que existe otra alternativa más sustentable y con un aporte a la sociedad pero a un costo mayor”. A esto se suma, a su juicio, que las capacidades de fiscalización “también están colapsadas y hacen muchas veces la vista gorda del problema”.

Explica que todo los residuos que tengan una solución de reciclaje no deberían llegar a un relleno sanitario. Además, los residuos peligrosos requieren tratarse y no disponerse directamente (baterías, aceites, lubricantes, pinturas, diluyentes, etc.).

“Los residuos orgánicos provenientes del consumo humano podrían estar presente en un relleno, sin embargo, incluso es posible no llevarlos si se hace compostaje. Pero para ello se requiere un proyecto de volumen. Todo es posible con tecnología, buenas prácticas y cultura. Debemos dar paso una nueva forma de hacer las cosas en el mundo: reciclaje en empresas especializadas”.

Proyecto de Ley

En este contexto, afirma Navech, el Proyecto de Ley de de Gestión de Residuos, Responsabilidad Extendida del Productos y Fomento al Reciclaje -que se tramita en el Parlamento- “será fundamental para que los rellenos sanitarios y vertederos enfoquen su gestión a residuos orgánicos, pues esta futura Ley hará que al cabo de 10 años de funcionamiento al menos un 30% a 40% de los recolectado sea destinado a plantas especializadas en reciclar residuos sólidos con importante potencial de valorización (neumáticos, pilas, aparatos electrónico, envases y embalajes de todo tipo de material entre otros) y ponerlos al mercado con productos útiles a la sociedad. Un sello verde que posicionará a Chile en la OCDE como país más sustentable”.

ANIR: “Modelo actual de rellenos sanitarios y vertederos en Chile debe reformularse”
Alejandro Navech, gerente general de ANIR.

Generación de residuos

Según el Primer Reporte del Manejo de Residuos Sólidos en Chile (2010) del Ministerio del Medio Ambiente, la generación estimada de residuos sólidos del país para el año 2009 fue de 16,9 millones de toneladas, de las cuales 6,5 millones de toneladas correspondieron a residuos municipales y 10,4 millones de toneladas a residuos industriales. El sector construcción es el mayor generador de residuos, con una participación que varía entre el 26% y el 34% en el período 2000-2009 respecto al total de residuos generados por el país.

Para el caso del reciclaje, existe una clara tendencia al aumento donde los principales residuos reciclados en el país son el papel, con valores que van desde 233 a 375 mil ton/año, y la chatarra de fierro, que presenta valores que van desde 226 a 440 mil ton/año para el período 2000-2009, y representan un incremento porcentual del 60% y 94%, respectivamente.

 

 

 

Puedes ver

Preocupa crecimiento explosivo de residuos electrónicos

Preocupa crecimiento explosivo de residuos electrónicos

¿Qué le pasa a un computador o un refrigerador cuando dejan de funcionar? ¿Adónde van ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Validación *